Mercados

Peso, la moneda más depreciada en lo que va
de abril; dólar, a $18.16

Analistas señalan que se debe a flujos especulativos que podrían continuar la siguiente semana. También, el recorte al panorama de la calificación crediticia de México también ha tenido un efecto negativo para la moneda en lo que va de este mes.
Álvaro Montero
peso dolar

(Bloomberg)

Un nuevo episodio de volatilidad internacional ocasionó que el peso sea la moneda más depreciada en lo que va de abril, de acuerdo con información de Bloomberg.

El dólar al menudeo subió ayer por quinta ocasión en los últimos seis días y con ello tocó su mayor nivel en un mes, sin embargo, analistas coincidieron en que son movimientos pasajeros.

En ventanillas bancarias, el dólar se ubicó en 18.16 a la venta, lo que significó un alza de 21 centavos respecto al cierre de la jornada anterior, aunque en el mes ha subido 61 centavos, de acuerdo con cifras de Banamex.

En tanto, en el mercado interbancario, el peso también acumula una pérdida de 61 centavos, equivalente a 3.53 por ciento, en ese mismo periodo, según datos de Banco de México. Al cierre oficial, el dólar spot se ubicó en 17.9000 pesos a la venta.

“Lejos de ver una venta de bonos de instrumentos de tasa de interés lo que vimos fueron compradores de dólares, entonces yo creo que es un flujo meramente especulativo, un poco para tratar de minimizar las pérdidas que pudiera haber en el mercado de dinero”, comentó un estratega en tipo de cambio que omitió su nombre por políticas corporativas.

“Yo lo veo como una burbuja eventual”.
La caída del peso comenzó luego que la calificadora Moody’s cambiara la perspectiva de estable a negativa a la nota de la deuda soberana mexicana, lo que provocó aversión al riesgo. Sin embargo, otros factores, como la caída en el precio del petróleo y las débiles expectativas de crecimiento global también afectaron al peso y a otras monedas emergentes.

“Creo que es la visión de que todavía en los países emergentes continúa el proceso de ajuste, como en China, Brasil, México, acompañado de los anuncios que vimos la semana pasada de Moody’s”, explicó Rafael Camarena, economista de Banco Santander.

“Está muy claro que lo local ha ido de la mano con un tema global”.
En lo que va del mes, el peso colombiano, el rand sudafricano y el real brasileño han sido las monedas que le siguen al peso mexicano en la depreciación, con pérdidas de 3.37, 3.24 y 2.62 por ciento, respectivamente.

Durante la próxima semana, habrá eventos y cifras económicas que podrían incrementar la volatilidad en el tipo de cambio del peso frente al dólar.

“Va a ser relevante que va a pasar con la junta de los miembros de la OPEP (el 17 de abril, en Doha) y sin duda el mercado va a estar muy atento de los comunicados de Yellen u otros banqueros centrales”, comentó el especialista que pidió no dar su nombre.

Por otro lado, las cifras de crecimiento en China también serán relevantes, afirmó Rafael Camarena.

“La próxima semana vienen datos importantes en China y el mercado estára al pendiente con esta información”, dijo.

CRECIMIENTO ECONÓMICO, LA PRINCIPAL PREOCUPACIÓN

Tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo señalaron en sus minutas de política monetaria que una desaceleración económica global representa el principal riesgo para lograr sus objetivos de inflación, por lo que estarán dispuestos a continuar con la tendencia acomodaticia o incluso flexibilizar más sus políticas, de ser necesario.

Bajo ese contexto, las principales bolsas de valores cayeron ayer tanto en Wall Street como en Europa, mientras que se incrementó el apetito por activos considerados refugio a nivel global, como el oro, el yen y los bonos del Tesoro.