Mercados

Peso es de nuevo la más perdedora; libra, la segunda

De acuerdo con un sondeo de Bloomberg entre analistas económicos, el 75 por ciento prevé que el Reino Unido caiga en recesión, lo que podría provocar un efecto dominó.
Abraham González
ME peso libra

ME peso libra

Los esfuerzos del Banco de México para proteger al peso duraron menos de lo esperado. La moneda mexicana fue ayer la más depreciada del mundo tras una nueva ola de aversión al riesgo proveniente de Reino Unido, que hizo caer a las bolsas, a las monedas emergentes e incluso hundió a la libra.

Al cierre de las operaciones internacionales, el peso mexicano registró una caída de 2.11 por ciento, con lo que el dólar se ubicó en un nivel de 18.82 unidades, y se acercó a los niveles posteriores al referéndum en Reino Unido.

En el cierre oficial, el dólar cerró en 18.795 unidades, según información de Banxico, mientras que en ventanillas bancarias se vendió hasta en 19.10 pesos.

“El peso mexicano le ha dado una bofetada al Banco de México, demostrándole que a base de alzas de tasas ya no se puede contener el tipo de cambio como hace unos años atrás, en los cuales los Hedge Funds entraban a los mercados a hacer ’carry trade’, lo que hoy ya no hacen, llevando al tipo de cambio a un máximo de 18.77 en la noche, desde el 18.42 del cierre anterior”, comentaron analistas de Intercam Casa de Bolsa.

La mayor aversión al riesgo en los mercados se registró luego que, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, advirtiera que los efectos negativos de la votación a favor del Brexit ya comienzan a materializarse.

Aunque Carney se comprometió a reforzar la estabilidad financiera con las medidas que fueran necesarias, la previsión negativa sobre la economía causó la caída de diversos activos.

“Existe la posibilidad de una desaceleración en la economía”, dijo Carney, en una conferencia de prensa, luego de la publicación del informe semestral de estabilidad financiera del organismo que dirige. “El número de hogares vulnerables podría aumentar debido a un panorama económico más difícil”.

Al nerviosismo por la débil recuperación de la economía global, se unieron los incrementos en los pedidos para sacar dinero de diversos fondos de bienes raíces en Gran Bretaña, lo que llevó a congelar los retiros y provocó una ola de ventas de acciones vinculadas a la industria en general.

LIBRA SE HUNDE A MÍNIMOS

La libra esterlina registró este martes un nuevo mínimo de 31 años frente al dólar y a un piso de dos años y medio respecto al euro, al alcanzar niveles de 1.3022 y 1.1757 libras por divisa, respectivamente.
“Hay mucho nerviosismo sobre la libra en el mercado”, dijo Thu Lan Nguyen, estratega de divisas para Commerzbank en Frankfurt.
Casi todos los analistas que cambiaron sus previsiones después del referéndum en Reino Unido anticipan que la libra se mantenga débil lo que resta del año.

De las 42 predicciones recogidas por una encuesta de Bloomberg, todas, excepto cinco, prevén que el tipo de cambio de la libra frente al dólar se mantenga en 1.30 unidades o menos.

Además, un 75 por ciento de los especialistas consultados por Bloomberg esperan que Reino Unido caiga en recesión.

“Carney dijo que está listo para usar todas las herramientas disponibles”, dijo Nick Parsons, director de análisis del Banco Nacional de Australia. “Para el mercado, eso significa más liquidez y una libra más débil”.