Mercados

Peso, entre las monedas emergentes más rezagadas

La moneda mexicana es la segunda más golpeada entre las emergentes en lo que va del año, sólo detrás del peso argentino. Del lado ganador, el real brasileño es el destacado.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
26 abril 2016 8:24
Monedas de mercados emergentes

Monedas de mercados emergentes

En lo que va del año, el peso mexicano acumula una depreciación de 2.28 por ciento, lo que contrasta con una ganancia de 3.95 por ciento registrada por el índice MSCI Emerging Markets Currency, el cual mide el comportamiento de monedas de países emergentes.

La pérdida acumulada por la moneda mexicana solamente se encuentra detrás del desplome de 9.73 reportado por la perteneciente a la de Argentina.

En tercer y cuarto lugar se ubican las monedas de la India y de Hong Kong, con bajas de 0.70 y 0.07 por ciento, respectivamente.

En el otro extremo, la recuperación de las monedas emergentes está encabezado por las de Brasil, Rusia y Malasia con avances de 11.42, 10.54 y 9.85 por ciento.

De las 24 monedas de naciones emergentes seguidas por Bloomberg, solamente cuatro se encuentran en terreno negativo y las restantes 20 presentan avances en lo que va del 2016.

El índice de monedas de mercados emergentes lleva tres sesiones consecutivas a la baja, como reflejo de la debilidad observada en los precios de las materias primas y a la espera de importantes anuncios de política monetaria de bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos y de Japón.

El contraste entre la evolución del peso con el resto de las pertenecientes a otras naciones emergentes, puede ser un factor que muestre el potencial de apreciación del peso, una vez que los mercados puedan reconocer los mejores fundamentales de la economía mexicana.

De acuerdo con el gobernador del Banco de México, la moneda mexicana presenta todavía potencial de apreciación, aunque su materialización dependerá del comportamiento de factores como los precios del petróleo, la recuperación de la economía global y las políticas monetarias de banco centrales.

El titular del instituto central ha puesto énfasis en que sería deseable que en caso de presentarse nuevos episodios de volatilidad, estos se combatieran preferentemente con alzas en tasas de interés y, en menor medida, recurriendo a la utilización de las reservas internacionales, para inyectar liquidez al mercado.

Ayer, el dólar spot subió a un máximo no visto desde el pasado 11 de abril, al cerrar el lunes en 17.6165 unidades, de acuerdo con información de Bloomberg. En el día, el peso retrocedió 18.60 centavos, semejante a 1.07 por ciento. En ventanilla bancaria el billete verde se vendió en 17.85 por arriba del 17.73 del pasado viernes, con base en datos reportados por Banamex.