Mercados

Nuevo déficit de EU dará fuerza a guerra de divisas

Las intenciones de Donald Trump de acabar con el déficit comercial se encuentran cada vez más alejadas, debido principalmente al encarecimiento del dólar, lo que hace atractivas las compras foráneas.
Esteban Rojas
comercio paises

(Especial)

El déficit comercial de Estados Unidos con el exterior se disparó en 2016 a un máximo de cuatro años, lo que podría provocar que Trump utilice con mayor fuerza su ‘artillería’ para poder reducirlo, advirtieron analistas.

El nuevo gobierno estadounidense del presidente Donald Trump es menos propenso a tolerar la solidez del dólar y “mucho más inclinado a usar el arma nuclear”, del proteccionismo, dijo Joachim Fels, asesor económico global de Pacific Investment Management Co. Por ahora Europa, Japón, China y otros exportadores pueden responder permitiendo cierta apreciación de sus monedas a fin de evitar cualquier escalamiento por parte de Estados Unidos, observó.

Adicionalmente, para Pimco, la Reserva Federal, junto con el Banco de Inglaterra son los últimos bancos centrales en entrar a lo que el grupo financiero ha denominado una “guerra fría de divisas”. Conforme los bancos centrales de la zona euro, Japón y China tomaron medidas encubiertas para depreciar sus monedas durante el segundo semestre de 2016, la Fed ha contraatacado con un intento por restringir las expectativas de tasas de interés, de acuerdo con Fels.

“Las guerras frías no se libran en campo abierto, sino a través de medidas y palabras veladas”, dijo Fels en un reporte “La Fed, en su declaración del miércoles post reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) se abstuvo de tratar de impulsar las ya bajas expectativas de alza de tasas en marzo utilizando un lenguaje más contractivo”.

Durante 2016, el dólar se fortaleció 3.6 por ciento frente a una canasta de seis divisas. En ese mismo periodo, el déficit comercial de Estados Unidos ascendió a 502 mil 252 millones de dólares, el mayor desde 2012. Además, Estados Unidos cumplió 41 años con déficit comercial.

PROTECCIONISMO VS. MONEDAS DÉBILES
Las políticas proteccionistas sí podrían incentivar que se reduzca el déficit comercial de Estados Unidos, pero también tendrían un efecto negativo sobre la disponibilidad de divisas de otros países, con lo que sus monedas tenderían a debilitarse, haciéndolas más competitivas.

De las cuatro monedas de las naciones con las que Estados Unidos registró su mayor desequilibrio comercial, la de México fue la que más retrocedió al acumular un caída de 16.98 por ciento en 2016.

En tanto que las divisas de China y la de Alemania perdieron 6.50 y 3.18 por ciento, respectivamente. El yen japonés fue la única que quedó en terreno positivo, al acumular un avance de 2.79 por ciento en 2016.