Mercados

Monedas emergentes ‘se aprovechan’ de la caída del dólar

Las posiciones especulativas en favor del dólar cayeron la semana pasada a su nivel más bajo desde noviembre, luego de haber registrado su peor desempeño para un primer mes del año de los últimos 30 años.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
01 febrero 2017 5:0
dólar

dólar. (Especial)

El dólar tuvo un enero negro en 2017, al registrar su peor desempeño para un mes similar en los últimos 30 años, coyuntura que fue aprovechada por las monedas emergentes para ganarle terreno.

El índice que mide el comportamiento del dólar con respecto a una canasta de seis divisas retrocedió 2.64 por ciento en el primer mes de este año, mientras que el índice MSCI que engloba a las principales monedas de países emergentes subió 2.07 por ciento.

De acuerdo con analistas, el retroceso del dólar se debió a la incertidumbre sobre las políticas que aplicará el nuevo gobierno de Estados Unidos en materia comercial. A ello se sumó el nerviosismo generado por las medidas antiinmigrantes y la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) mantenga alzas graduales en su tasa de referencia.

“La administración estadounidense ve al tipo de cambio como uno de los principales puntos de anclaje para el despliegue de sus políticas comerciales”, describió en una nota Vasileios Gkionakis, jefe global de estrategia de divisas en UniCredit.

“Los comentarios de Trump añaden una capa de confusión e incoherencia en una retorcida red retorcida de medidas: las políticas que apuntan a un dólar débil van en contra de imponer aranceles, pues éstos tienden a apreciar al billete verde”.

A principios de enero, el billete verde alcanzó máximo de más de 14 años, situación que prendió las alarmas y provocó que Donald Trump manifestara su preocupación por la fortaleza de su divisa. Pronto se le unió el pronunciamiento del entonces nominado para presidir el Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin.

Hacia el cierre de mes, la debilidad del billete verde se acentuó, debido, entre otros factores, a que el asesor comercial de Trump, Peter Navarro, aseguró que Alemania se beneficia de un tipo de cambio “groseramente subvaluado”.

Trump también se manifestó ayer al respecto. “Nosotros nos sentamos como una bola de tontos”, mientras otras economías devalúan sus monedas, dijo en Washington.

Los operadores también han dudado sobre si el dólar seguirá fuerte o no, pues los fondos de cobertura recortaron sus apuestas alcistas sobre el dólar a su nivel más bajo desde noviembre, según datos de la Comisión de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos.

PESO, AÚN CON PÉRDIDAS

En enero del 2017, el dólar retrocedió frente 19 monedas de naciones emergentes y solamente ganó con cinco.

Las monedas que perdieron terreno frente al dólar fueron la lira turca, el peso mexicano, el peso argentino, el peso filipino y el dólar de Hong Kong con variaciones de 6.61, 0.50, 0.11, 0.07 y 0.04 por ciento, en cada caso.

En tanto que las tres más ganadores fueron el zloty polaco, el won surcoreano y el peso chileno, con movimientos positivos de 4.57, 3.98 y 3.62 por ciento, respectivamente.

En el mercado cambiario se destaca un antes y un después para la moneda mexicana con respecto a la toma de protesta como presidente de Donald Trump. Del primero al 19 de enero, el peso experimentó una caída de 6.25 por ciento, para después acumular en el resto del mes una recuperación de 5.26 por ciento.

Durante el primer mes del año, los portafolios de los fondos de cobertura reacomodaron sus posiciones sobre el dólar y divisas emergentes.