Mercados

Menor entrada de dólares y mayor salida frenan al peso

La balanza comercial de México con el exterior registro un saldo negativo durante el primer trimestre del año, a niveles que no se veían en un periodo similar desde 1994.
Esteban Rojas
peso dolar

(Especial)

El peso mexicano recibe presión por varios frentes que podrían limitar su potencial de apreciación en los próximos meses. Mientras que el déficit comercial de México se agranda y aumenta la demanda de dólares para cubrirlo, la oferta de divisas, obtenida a través de inversiones de extranjeros en deuda gubernamentales, va a la baja.

El déficit comercial del país con el exterior alcanzó 6 mil 592 millones de dólares durante el primer trimestre de este año, monto que no se veía para un periodo similar desde 1994, de acuerdo con cifras reportadas por el Inegi y el Banco de México.

En la otra cara de la moneda, de enero a mediados de junio, la tenencia de extranjeros en el mercado de deuda gubernamental se redujo en 209 mil 610 millones de pesos, equivalente a 11 mil 132 millones de dólares, a precios actuales, según datos del Banco de México.

“En la balanza comercial, el impacto se debe al petróleo y a que las exportaciones no petroleras también han tenido un menor desempeño al esperado. Por otro lado, en la inversión de cartera hay una disminución notable en la entrada de dinero y es un factor fundamental en las cuentas externas del país que limitarían el avance del peso”, comentó Rafael Camarena, economista senior de Santander México.

“Además, es muy complicado separar esos elementos fundamentales de toda esta volatilidad financiera global. Pero para romper el piso de los 18 parece complicado cuando tus cuentas externas están sufriendo un deterioro respecto a los años pasados”.

Un alza de tasa por parte de Banxico podría aumentar el atractivo de la deuda mexicana y así evitar una mayor caída del peso.
“Pensamos que Banxico subirá 25 puntos base el jueves”, concluyó Camarena.

ENTRADAS Y SALIDAS MODIFICAN SU RITMO

El déficit comercial de México con el exterior en los primeros cinco meses del 2016 prácticamente representó más del doble de los 3 mil 326 reportado en igual periodo del año pasado.

Un mayor crecimiento de la demanda de dólares para financiar el desequilibrio comercial de México representa una presión adicional sobre el peso, a los provenientes del entorno internacional, como el denominado efecto Brexit.

De mantenerse la tendencia a una implicación del desequilibrio comercial en el resto del año, se podría superar el déficit de 14 mil 609 millones de dólares reportados en 2015.

Del lado de la oferta de dólares, la situación parece ser diferente, debido a que las señales apuntan a una disminución en los flujos de capitales del exterior dirigidos al mercado de deuda en México, aunque este proceso se puede suavizar en la medida de que exista la perspectiva de que la Fed pueda aplazar un aumento en su tasa de referencia.

Durante el pasado mayo la tenencia de extranjeros en valores de deuda gubernamental disminuyó en 74 mil 764 millones de pesos, al ascender su saldo a 1.96 billones.

La disminución en la tenencia de los extranjeros en valores de deuda coincidió con un incremento en el precio del dólar de 7.24 por ciento en el quinto mes de este año.

En tanto que hasta el 17 de junio, los residentes en el exterior han bajo adicionalmente 41 mil 223 millones.

Esto implica que, en poco más de un mes, los flujos del exterior a la deuda nacional han caído en 117 mil 688 millones de pesos, equivalentes a 6 mil 250 millones de dólares, al tipo de cambio del cierre de ayer.