Mercados

En medio de la turbulencia, México gana participación en mercado estadounidense

China, que en 2006 desplazó a México como segundo socio comercial de Estados Unidos, le quita ahora a Canadá el primer lugar.
Esteban Rojas
sector manufacturero (Foto: Bloomberg/Archivo)

sector manufacturero (Foto: Bloomberg/Archivo)

En un año en el que el peso se depreció 16.71 por ciento frente al dólar, México aumentó su participación comercial en el mercado norteamericano.

El intercambio del país con Estados Unidos, medido por la suma de exportaciones e importaciones, representó 14.2 por ciento de todo el comercio de esa economía norteamericana durante 2015, mientras que un año antes esa cifra fue de 13.5 por ciento.

Al lograr incrementar su participación, México reafirmó el tercer puesto como socio comercial de Estados Unidos, bajo un contexto de cambios significativos en la oferta y la demanda de ese país.

A pesar de que el comercio total estadounidense cayó 5.6 por ciento, la relación entre México y la Unión Americana sólo se redujo 0.6 por ciento, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio. En todo 2015, el comercio entre ambos países totalizó 531 mil 100 millones de dólares.

ENTRAN MÁS DIVISAS A MÉXICO


El año pasado, México logró ingresos de divisas por 58 mil 363.7 millones de dólares, provenientes del superávit comercial con Estados Unidos, lo que implicó un crecimiento de 8.43 por ciento respecto a 2014.

El balance favorable a México se dio como resultado de exportaciones por un monto 294 mil 741 millones de dólares e importaciones por 236 mil 377 millones.

Los envíos de México al vecino del norte crecieron 0.23 por ciento, mientras que en sentido inverso cayeron 1.61 por ciento.

La devaluación de la moneda mexicana permitió mantener la competitividad del sector exportador mexicano, a pesar de una depreciación generalizada de otras monedas.

La debilidad del peso permitió que las exportaciones manufactureras, sobre todo de las automotrices, tuvieran un comportamiento positivo. Con ello se logró compensar parcialmente el déficit por 9 mil 855.2 millones de dólares de la balanza petrolera.

CHINA, EL GRAN GANADOR; CANADÁ, EL PERDEDOR

Ante la turbulencia internacional, el ganador fue China. El intercambio comercial de Estados Unidos con el gigante asiático ascendió a la cifra sin precedente de 598 mil 100 millones de dólares durante 2015, lo que representó el 16.0 por ciento del comercio norteamericano total.

Así, China se convirtió en el principal socio comercial de Estados Unidos, por primera vez en la historia y relegó a Canadá al segundo lugar.

En 2006, el país asiático desplazó a México como segundo mayor socio de la Unión Americana.

El yuan, la moneda de China, se depreció 5.66 por ciento en el año, desatando temores de que el gigante asiático volviera a recurrir al expediente de una moneda débil para incrementar sus ventas al exterior.

Respecto a la relación de Estados Unidos y Canadá, las menores importaciones petroleras estadounidenses fue el principal factor que disminuyó el comercio entre esas economías, el cual totalizó 575 mil 400 millones de dólares y representó el 15.4 por ciento del total norteamericano, aunque en 2004 había alcanzado un máximo de 19.5 por ciento.

El mismo efecto ocurrió en el comercio estadounidense con los países miembros de la OPEP, pues éstos disminuyeron su participación del mercado en 1.3 puntos porcentuales.