Mercados

Elección en México sacudirá al peso,
pero no al TLCAN, prevé BlackRock

Tras ganar 16% en el año, al peso le queda poco espacio de apreciación y la próxima oportunidad de compra no se producirá hasta la víspera de las elecciones presidenciales del próximo año, advierte Gerardo Rodríguez, administrador de fondos de BlackRock.
Bloomberg News
peso nube

(Especial)

Es la opinión de Gerardo Rodríguez, exsubsecretario de Hacienda y Crédito Público de México, quien actualmente es administrador de fondos en BlackRock. Después de la recuperación de 16 por ciento del peso este año -uno de los mejores desempeños en el mundo- considera que hay poco margen para ganancias en el corto plazo.

La próxima oportunidad de comprar no se producirá hasta que retorne la volatilidad en vísperas de las elecciones presidenciales del año próximo, según Rodríguez.

“México ha sido el mercado más importante en lo que llevamos del año de retornos para nuestros fondos, los que yo manejo”, dijo Rodríguez en una entrevista desde Nueva York. “Para el resto del año, estamos ya en una posición más neutral, esperando que con la volatilidad alrededor del proceso electoral pueda haber oportunidades de compra adicionales”.

Las oscilaciones de la moneda han cedido desde una ola vendedora el año pasado después de la sorpresiva victoria electoral de Donald Trump, quien había hecho campaña prometiendo evitar que los empleos estadounidenses se fueran a México.

“mercados”


Ahora, los inversionistas parecen estar tranquilos con respecto a sus planes de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el pacto que convirtió a México en una potencia exportadora, y están atentos a la votación presidencial en el país en julio de 2018 como próximo punto de giro posible.

La volátil política interna sobrepasa cualquier riesgo relacionado con el TLCAN, dijo Moody’s Investors Service en un informe fechado el 30 de agosto. Los analistas sostienen allí que el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que se opone a las reformas estructurales implementadas por la administración actual, podría debilitar los esfuerzos del país tendientes a abrir más la economía.

Una campaña de Obrador cargada de matices populistas podría frenar la implementación de importantes avances como abrir el sector energético a la inversión privada, según la nota de analistas, entre los que se cuenta Matthew Walter. “Por otra parte, es poco probable que las renegociaciones del TLCAN alteren el comercio y pueden incluso representar una oportunidad para México”, dijo.

Rodríguez coincide en que las negociaciones en curso por el TLCAN no constituyen una amenaza significativa para México.

“Los fundamentos de la economía mexicana son sólidos y seguirán siendo buenos al menos hasta 2018, pero eso ya está tenido en cuenta en el tipo de cambio”, dijo Rodríguez. “En un par de meses, en torno del proceso electoral, tendría que haber buenas oportunidades para comprar ya caídos los precios”.

La moneda mexicana tuvo una jornada volátil ante el comportamiento del dólar en el mercado internacional y los precios del petróleo. Sin embargo, su balance de agosto fue positivo, con un alza de 0.34 por ciento.