Mercados

El “Mexican Moment” no regresará al peso: analistas

Menor crecimiento económico, falta de claridad sobre las finanzas y capacidad productiva de Pemex, así como de la capacidad de implementación de los ajustes fiscales, son elementos suficientes para explicar el desencanto de los inversionistas.
Clara Zepeda
peso, dolar

(Especial)

El deterioro interno en México, definido por menor crecimiento económico, falta de claridad sobre las finanzas públicas, capacidad productiva de Pemex, así como de la capacidad de implementación de los ajustes fiscales, alerta y desencanta a los inversionistas, por lo que el tipo de cambio no verá cotizaciones más bajas de las actuales para los próximos meses, de acuerdo con analistas.

Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, explicó que pese al descenso que está mostrando el aspirante republicano Donald Trump rumbo a la Casa Blanca el próximo 8 de noviembre, que las probabilidades de que la Reserva Federal (Fed) suba las tasas de referencia en diciembre y por consecuencia Banco de México, y que los precios del petróleo muestren una ligera recuperación, el tipo de cambio no caerá 18.30 pesos por dólar en su cotización interbancaria.

El especialista añadió que el desencanto que hay de los inversionistas sobre la situación interna de México y el miedo de que se deteriore la calidad crediticia soberana están teniendo un valor importante para la moneda azteca.

“Menor crecimiento económico, falta de claridad sobre las finanzas y capacidad productiva de Pemex, así como de la capacidad de implementación de los ajustes fiscales, todo esto en alerta por las calificadoras de riesgo de crédito, son elementos suficientes para explicar el desencanto de los inversionistas con el ‘México Moment’ de años previos y subrayan el reto que tiene el Ejecutivo y el Congreso para revertir esta situación siendo todos estos factores internos”, afirmó Aboumrad.

Proyecciones de la calificadora mexicana HR Ratings, el tipo de cambio podría rondar los 20.19 pesos por dólar a finales de 2016; mientras que para el cierre de 2017 tiene una proyección de 20 unidades.

De acuerdo con un análisis de Javier Amador y Carlos Serrano, analistas económicos de BBVA Reseach, el mejor desempeño relativo del tipo de cambio en México alcanzoì un pico en agosto de 2014, es decir, del “Mexican Moment” al desplome de los precios del petróleo.
“Con la aprobación de las reformas en México, los factores globales y locales, alteraron las opiniones del mercado sobre México hasta tal punto que la percepción era que estábamos a punto de presenciar el ‘Momento mexicano (…) el desplome de los precios del petróleo desencadenoì el giro en el desempeño relativo del tipo de cambio a finales de 2014 pero, los precios del petróleo no son una explicación suficiente”, aseveraron Amador y Serrano.

Añadieron que el tipo de cambio no se recuperó sino que se debilitoì aún más. “¿Existe espacio por recuperar para el peso? ¡No tan rápido! Hay otros factores en juego, como el debilitamiento de los fundamentales económicos en México”.

Los economistas de BBVA Research advirtieron que aunque el resultado podriìa reducir las presiones sobre el peso, una vez que ese riesgo desaparezca (Trump-Fed), la realidad seguirá estando ahí y el difícil contexto de un mayor déficit por cuenta corriente y un posible aumento de las dificultades para financiarlo podrían seguir pesando en el desempeño del tipo de cambio en el 2017.