Mercados

El tipo de cambio 'pasa de largo' de Fitch

El peso mexicano cae este jueves, a pesar de que durante la jornada la calificadora mejoró el panorama de la calificación crediticia de México.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
03 agosto 2017 15:23
dólar. (Shutterstock)

dólar. (Shutterstock)

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso mexicano alcanzó su menor nivel en más de tres semanas, como respuesta a un contexto externo negativo. Esta situación no pudo ser compensada por el anunció de la agencia Fitch de mejorara el panorama de la deuda mexicana, al pasar de negativo a estable.

El tipo de cambio cerró en 17.87 pesos por dólar, una caída de la divisa mexicana de 4.85 centavos, semejante a  0.27 por ciento, respecto al cierre del miércoles, de acuerdo con datos del Banco de México.

Dicho nivel del tipo de cambio no se veía desde el pasado 11 de julio.

En ventanilla bancaria, el dólar se vende en 18.15 unidades, cifra por arriba de las 18.10 reportadas ayer como cierre por Citibanamex.

En la sesión, el tipo de cambio presentó un máximo en 17.8955 unidades, mientras que el mínimo se registró en 17.7845.

En México, destaca cierto nerviosismo provocado por la ruta que seguirá las negociaciones comerciales con Estados Unidos y Canadá.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, declaró este jueves que de acuerdo con los calendarios de aprobación previsibles de los países socios, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) renegociado podría implementarse a finales de 2018 o inicios de 2019.

La moneda mexicana presentó un comportamiento negativo como respuesta a la publicación de cifras económicas mixtas publicadas en Estados Unidos, lo cual generó altibajos pronunciados en la cotización del billete verde en el mercado internacional.

El cambio que hizo Fitch en el panorama de la calificación crediticia de México a estable desde negativo, tuvo un impacto reducido en la moneda mexicana.

Esto, dado que el mercado ya había dado por descontado este movimiento.

A nivel global, el dólar presenta un ligero retroceso de 0.02 por ciento frente a una canasta de 10 divisas, después de haber iniciado con una ganancia de 0.12 por ciento.

Las cifras publicadas este jueves apuntan a una recuperación desigual y lenta de la economía norteamericana.

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó la semana pasada, lo que apunta a una fortaleza del mercado laboral que probablemente mantendrá a la Reserva Federal encaminada a anunciar el mes próximo los planes para empezar a reducir su enorme cartera de bonos.

En tanto, un tercer reporte del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM por su sigla en inglés) mostró que el índice de la actividad de servicios cayó a 53.9 en julio desde 57.4 el mes previo. Una lectura sobre el umbral de 50 indica expansión en el sector, que representa más de dos tercios de la economía estadounidense.

El Departamento de Comercio anunció también este jueves que los nuevos pedidos de bienes fabricados en Estados Unidos repuntaron en junio y registraron su mayor incremento en ocho meses, aunque el área manufacturera seguiría creciendo a un ritmo moderado ante la pérdida de impulso del sector energético.

Los precios del petróleo fueron un factor que también sumó para restarle fuerza al peso, ya que tuvieron un comportamiento a la baja.

El crudo tipo West Texas cae 1.35 por ciento a 48.92 dólares por barril, mientras que el tipo Brent baja 0.82 por ciento a 51.92 dólares.

El tipo de cambio del peso con el dólar presentó un soporte intermedio de  17.45 unidades. En tanto que la resistencia se ubicó en 18.40 pesos.