Mercados

Peso se levanta al final del ‘quinto round’

La moneda mexicana ganó apoyada por el retroceso del dólar en el mercado internacional y el avance en los precios del petróleo, y se colocó como la mejor moneda en el mundo.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
22 noviembre 2017 5:0
peso tercer día

[Bloomberg] La moneda retrocedía 0.15% para cotizarse en 12.7860 unidades por dólar.

La moneda mexicana sigue con altibajos.

En las operaciones del martes, el peso ganó 0.81 por ciento frente al dólar, con lo que el tipo de cambio se ubicó en 18.7895 unidades, su nivel más bajo en cinco semanas, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

La razón, según analistas, fue la conclusión de la quinta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en donde hubo señales de avance en algunos capítulos de la negociación. Lo anterior también generó una reacción positiva en el dólar canadiense, que ganó hasta 0.55 por ciento en la sesión.

“Nuevas rondas de negociaciones para diciembre en Washington y para enero en Montreal pueden ofrecer un respiro temporal al peso”, explicó George Lei, estratega de divisas para Bloomberg Intelligence.

recuperaterreno22


En ventanilla bancaria, el dólar cerró ayer en 19.05 unidades, cifra por debajo de las 19.20 unidades reportadas el viernes como cierre por Citibanamex.

La ganancia registrada ayer ubicó al peso mexicano como el de mejor comportamiento entre países emergentes.

LIBRARÁ ELECCIONES de 2018

Los pronosticadores de monedas de Wall Street dicen que los compradores de pesos mexicanos no tienen motivos para preocuparse por la elección presidencial de julio de 2018.

Los analistas pronostican que el peso se fortalecerá hasta fines del año que viene y avanzará 3.6 por ciento, a 18.3 por dólar, según la mediana de 24 estimaciones que reunió Bloomberg.

A pesar del temor a que Andrés Manuel López Obrador gane la elección y revierta leyes de apertura de la economía, lo que ha llevado a operadores de opciones a contratar protección contra una liquidación al acercarse los comicios, muchos toman las cosas con calma.

Esos estrategas, entre ellos los de Nordea Bank y Commerzbank, dicen que la declinación de 3.9 por ciento del peso desde principios de octubre es suficiente castigo por el nerviosismo electoral y la preocupación de que pueda desintegrarse el TLCAN.

Estiman que habrá una recuperación, si bien con fuertes oscilaciones del peso en el primer semestre del año próximo.