Mercados

Dólar gana ‘peso’ en reservas mundiales; euro lo pierde

Diferencias en la actividad económica y en las políticas monetarias, entre las principales causas de que el diferencial se haya extendido.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
06 noviembre 2015 9:15
Euro

(Bloomberg)

El dólar subió su participación relativa dentro de las reservas internacionales que en el mundo se encuentra invertidas en divisas, al pasar de representar el 60.79 por ciento del total en el segundo trimestre del 2014 a 63.75 por ciento en igual periodo del presente año, de acuerdo a las últimas cifras reportadas por el Fondo Monetario Internacional.

En tanto que la segunda divisa de reserva en el mundo, el euro, vio disminuir su participación relativa de 24.06 a 20.51 por ciento, en el mimo lapso de tiempo.

Al cierre del segundo trimestre de este año, el monto de dólares que forman parte de las reservas internacionales, correspondiente a divisas, ascendió a 4.25 billones, mientras que las relacionadas en euros ascendieron al equivalente de 1.37 billones.


Resultado mixto en otras divisas

El cambio en los pesos relativos en la composición de las reservas internacionales, invertidas en divisas, ha presentado un comportamiento diferenciado.

Entre las ganadoras se encuentra la libra esterlina, al pasar del 3.87 por ciento al cierre de segundo trimestre del 2014 al 4.69 en el mismo periodo del presente año.

El yen retrocedió al pasar de 4.02 a 3.83 por ciento en el periodo comentado, con lo que perdió su puesto como la tercera divisa en importancia en la integración de las reserva internacionales en el mundo. Este lugar, ahora es ocupado por la libra esterlina.

En el caso del franco suizo, una divisa que generalmente presenta una demanda mayor en épocas de turbulencia, ha visto incrementado su papel en la integración de las reservas internacionales, aunque su peso dentro del conjunto no es significativo.

Una moneda que ha adquirido relevancia, en la composición de las reservas internacionales, es el dólar australiano al representar en la actualidad el 1.90 por ciento del total. Este nivel es importante, debido a que la divisa pertenece a una nación en donde predomina en buena parte la producción de materias primas.

Canadá, nación integrante junto con Estados Unidos y México del Tratado de Libre Comercio, su moneda representa el 1.92 por ciento del total de las reservas en divisas en el mundo al cierre del segundo trimestre del presente, cifra menor al 1.99 que tenía en igual lapso del 2014.

Las causas del cambio en la estructura de las reservas

Un factor que explica el cambio en la modificación en los pesos relativos de las diferentes divisas en la integración de las reservas internacionales en el mundo, puede estar referido al cambio en los precios de las divisas frente al dólar.

Al ganar terreno el billete verde tiende a disminuir el valor del monto de las otras divisas dentro de la composición de la reservas internacionales, dado que lo valores se llevan a dólares.

Independientemente del efecto cambiario, en la integración de las reservas internacionales tiene un fuerte peso factores relacionados con las políticas monetarias de los bancos centrales y la marcha de las respectivas economías de las naciones, a los cuales pertenecen las diferentes divisas consideradas para la integración de las reservas internacionales.

En materia de política monetaria se tienen fuertes contrastes. Mientras el los bancos centrales de Europa y Japón están contemplando aplicar nuevos estímulos, la expectativa para la Fed es que pueda iniciar un ciclo de alza en su tasa de referencia.

Las economías que integran la zona euro y la de Japón muestran señales de recuperación, pero a menor velocidad que lo observado para la economía norteamericana.

Dichas diferencias tienden a inhibir la acumulación de euros e incentivan la demanda del dólar.

La posibilidad de que se mantengan los contrastes entre las diferentes naciones a las cuales pertenecen las divisas más importantes de reserva, mantienen la posibilidad de que el dólar puede todavía seguir ganando terreno en su composición.

Lo sucedido hasta ahora y la posible tendencia que se presenta, contradice algunas posturas que desde hace tiempo sostenían que el dólar perdería buena parte su papel como divisa de reserva.