Mercados

Dólar, en mínimo de un mes y podría bajar más

El precio del petróleo y las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco de México serán los factores en la mira de los inversionistas durante esta semana.
Abraham González
[Este jueves, el dólar se fortaleció en el mercado cambiario internacional. / Arturo Monroy] 

[Este jueves, el dólar se fortaleció en el mercado cambiario internacional. / Arturo Monroy]

Tras registrar ganancias en 10 de las últimas 12 sesiones, el tipo de cambio del peso frente al dólar tocó ayer un nivel de 20.21 unidades, el más bajo en casi un mes, y podría bajar todavía más, prevén especialistas.

La ganancia de la moneda mexicana registrada ayer se debió principalmente al avance de casi 3 por ciento en los precios del petróleo y al debilitamiento del dólar de 0.7 por ciento en el mercado internacional.

El tipo de cambio en el mercado Forex (Foreign Exchange) quedó por debajo de los 20.36 registrados el viernes por el Banco de México. Esa institución no ofreció un cierre oficial ayer, debido al feriado por el Día del Empleado Bancario. Por la misma razón, la cotización de ventanilla quedó inmóvil, en 20.70 unidades, según cifras de Banamex.

Debido al reciente incremento en la correlación entre el peso mexicano y el precio del petróleo, el tipo de cambio podría bajar más si la cotización del energético continúa al alza.

Por otra parte, durante esta semana, los participantes del mercado cambiario estarán atentos a la decisión de política monetaria de la Reserva Federal y del Banco de México, en donde se verían incrementos de 25 puntos base a las respectivas tasas de referencia, de acuerdo con las previsiones.

Para algunos especialistas, los movimientos de ambos bancos centrales no tendrían un impacto significativo en la moneda mexicana, debido a que los inversionistas ya los tienen incorporados, o incluso podría registrar una presión bajista.

“Bajo nuestro escenario base de un aumento de la tasa de referencia por ambos bancos de 25 puntos base, creemos que el peso no respondería con una apreciación significativa, ya que ambas ya se encuentran descontadas por el mercado”, comentó en una nota de análisis Juan Carlos Alderete, estratega de mercado cambiario para Banorte-Ixe.

“Por otro lado, pensamos que existe un ligero riesgo de que esas decisiones sean negativas para el peso, si hay un sesgo más hawkish por parte de la Fed”.

Con las ganancias acumuladas en las últimas dos semanas y media, el peso mexicano se ubicó como la quinta moneda emergente con mayores alzas frente al dólar.

PETRÓLEO LE DA ‘ENERGÍA’

La decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de reducir la producción por primera vez en ocho años hizo que los precios del petróleo se dispararan, lo que benefició al peso mexicano. Los precios del crudo han subido casi 20 por ciento desde el 30 de noviembre, mientras que la moneda ganó 2.8 por ciento en el mismo periodo y se alejó de su máximo cercano a los 21 pesos. Según información de Bloomberg, unos días antes de que la OPEP lograra el pacto, la correlación entre el peso y el petróleo se ubicó en su nivel más alto de los últimos 30 días.

El sábado pasado, la OPEP se reunión con otros 13 países productores independientes, los cuales confirmaron su cooperación para ayudar a equilibrar el mercado energético. Dicho acuerdo contempló una reducción de 558 mil barriles diarios a la producción conjunta, de los cuales México contribuiría con 100 mil, en magnitud, sólo detrás de los 300 mil prometidos por Rusia.

Según especialistas, esa noticia también contribuyó al alza del peso.
En tanto, la mezcla mexicana de petróleo también se vio beneficiada en la jornada de ayer. Tras un avance de 3.48 por ciento en la sesión, subió a 45.82 dólares y alcanzó un nuevo máximo de 16 meses.