Mercados

Mayor déficit en 21 años genera riesgos sobre el tipo de cambio

La falta de dólares es el resultado de su encarecimiento y del desequilibrio entre las compras y las ventas de mercancías al exterior por parte de México.
Esteban Rojas
exportación, contenedores

El premio a la exportación tiene las siguientes subcategorías: exportación directa, indirecta, empresas de servicios de exportación y proyectos de exportacion. [Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- La ampliación de la brecha entre las compras y las ventas de mercancías al exterior por parte de México está generando una mayor demanda de dólares, lo que ha provocado presiones alcistas sobre la moneda mexicana.

Los requerimientos de dólares para financiar el diferencial entre exportaciones e importaciones ascendieron a 10 mil 521 millones durante el periodo de enero a septiembre, lo cual representa el déficit de la balanza comercial más grande para un periodo similar desde 1994.

En 2014, el déficit ascendió a 2 mil 019 millones de dólares y, en 2013, a 2 mil 990 millones, cifras muy por debajo del acumulado en lo que va de 2015.

Históricamente, la existencia de un abultado déficit ha provocado o contribuido a generar presiones alcistas sobre el tipo de cambio del peso con el dólar. Las más evidentes se relacionan con lo sucedido en el 2008 y de mediados de 2014 a la fecha.

A la demanda real del dólar en México, derivada del comportamiento de la balanza comercial fundamentalmente, se suma el apetito por la moneda norteamericana ante un contexto internacional desfavorable.
Ente los factores externos, destaca la debilidad en el crecimiento económico global, lo que implica dificultades para generar divisas en naciones emergentes, como México.

A lo anterior, se añade una disminución en los flujos de capitales provenientes del exterior, derivados de la expectativa de un alza en la tasa de referencia de la Reserva Federal. Los capitales de residentes en el exterior prácticamente han frenado su ingreso al mercado de deuda gubernamental.

El déficit en cuenta corriente, que refleja la demanda total de dólares, probablemente represente en el presente año el 2.6 por ciento del PIB, cifra por arriba del 2.1 del año anterior.

Dicho nivel podría ser financiable sin grandes problemas, de acuerdo con el estratega del Grupo Financiero Banamex, Arturo Vieyra.

Economía en crecimiento

El desequilibrio en la balanza comercial se explica por una caída en las exportaciones, ante una menor demanda externa, pero un comportamiento estable en las compras al exterior, ante un desempeño favorable del mercado doméstico.

“La balanza comercial de septiembre recalcó en lo neto la debilidad del sector externo. Las exportaciones manufactureras se mantienen deprimidas debido a la menor demanda global”, explicó Joan Enric Domene, analista de Invex.

“El aumento generalizado de las importaciones no petroleras sugieren un crecimiento sostenido de la demanda interna”.