Mercados

¿Cómo se hace un modelo para pronosticar el tipo de cambio?

Modelos econométricos, análisis técnicos, volatilidades implícitas, de estadística aplicada, de matrices, de primeras y segundas derivadas, pero también un poco de “feeling”.
Álvaro Montero
peso, dolar

(Especial)

En tiempos de elevada aversión al riesgo, predecir el comportamiento del tipo de cambio spot a corto plazo no es una tarea sencilla, pues requiere de modelos econométricos, de análisis técnicos, de volatilidades implícitas, de estadística aplicada, de matrices, de primeras y segundas derivadas, pero también un poco de “feeling”.

Economistas consultados describen que la búsqueda de un modelo que explique razonablemente bien los movimientos del tipo de cambio a partir del comportamiento de otras variables macroeconómicas ha dado lugar a una extensa literatura teórica.

De acuerdo con Juan Francisco Caudillo, analista técnico sobre tipo de cambio de Monex, podría haber dos formas de predecir el comportamiento de una divisa: la fundamental-económica, que es la que hace la mayoría de los analistas, y la técnica.

“La manera que hago mi análisis técnico es en función de analizar las tendencias de los precios y utilizando los promedios móviles, de 30 o 200 días. Hoy por hoy usamos más el de 200 días, y este promedio está en 18.43 pesos por dólar”, describió.

Caudillo explicó que las bandas de volatilidad también ayudan mucho a las proyecciones. Tan sólo el tipo de cambio tendrá que romper los 18.80 o los 18 pesos para prever que el tipo de cambio podría comenzar con una tendencia de apreciación, de lo contrario seguirá debilitándose, en este caso, rumbo a los 21 o 22 pesos por dólar.

Para Irving Cortés, director de CMD Derivados, es difícil hacer un modelo que funcione al cien por ciento, se puede hacer a través de series de tiempo o regresiones, pero hay muchas variables independientes que lo determinan.

“Lo que sí puedes utilizar es la volatilidad implícita que tienen las opciones para calcular un estimado del rango de movimiento que el mercado espera (…) es decir, de acuerdo al precio de la prima, qué volatilidad están utilizando los traders para saber la expectativa del rango de movimiento que podría tener el tipo de cambio, más no una expectativa de dónde podría estar”, describió Cortés.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, afirmó que se tiene que encontrar el mejor modelo, hacerle pruebas para ver si cumple con los supuestos y hacerle adecuaciones, lo cual resulta engorroso, más no difícil, matemáticamente hablando.

No obstante, reconoció que el “feeling” está presente para saber con qué variables macroeconómicas -nacionales y extranjeras, como demanda, oferta, tasas de interés, precio del petróleo, etcétera- se “corre” el modelo.

“Hay cierta parte de feeling. Mi modelo me está dando este resultado, pero yo creo que puede estar más arriba o más debajo de acuerdo a cómo está la realidad. Y el mercado de futuros de especulación en el CME también ayuda a prever los niveles del tipo de cambio”, comentó Siller.

“Creo que es importante tener mucha experiencia, cuidado y disciplina”, dijo Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS.

Reconoció que “en tiempos de alta volatilidad cualquier modelo rompe con los intervalos de confianza haciendo inútil el pronóstico. Sobre todo porque responde de manera inmediata a eventos y sucesos”.