Mercados

China y petróleo sacuden al peso; dólar sube a $18.47

En lo que va de mayo, el peso ha perdido 5.63 por ciento, debido al aumento en las posiciones especulativas en su contra y a un nuevo debilitamiento del petróleo.
Esteban Rojas
Peso y bolsa

Peso y bolsa

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a una ola vendedora de monedas emergentes, provocada por débiles cifras económicas en China y la caída en los precios del petróleo, el peso registró ayer una fuerte caída frente al dólar estadounidense, con lo que el tipo de cambio en ventanillas bancarias se ubicó en 18.47 pesos, un máximo desde finales de febrero, de acuerdo con datos de Banamex.

En operaciones al mayoreo, el tipo de cambio rompió al alza la barrera de las 18 unidades, al cerrar en 18.175 pesos por dólar, de acuerdo a datos publicados por el Banco de México.

Con este movimiento, la paridad de la moneda mexicana frente al dólar rompe una tendencia lateral de casi dos meses, en donde la parte alta se había ubicado en 18 pesos y la baja en 17.05 unidades.

Además, la moneda mexicana acumula una depreciación de 5.61 por ciento en cinco jornadas consecutivas, su segunda peor racha bajista del año, solamente detrás del terminado el 11 de febrero, cuando se deprecio 6.43 en seis días.

A pesar de este ciclo, analistas de Banorte-Ixe se mostraron optimistas sobre una apreciación de la moneda mexicana en los próximos días.

“Seguimos sin descartar un nuevo regreso a la zona de 17.20 como soporte y nivel apropiado para tomar utilidades. No obstante, creemos que tendría que estar acompañado de una mejor dinámica en el petróleo, que ha estado ausente en los últimos días, además de un sesgo más dovish por miembros del Fed al observado en las últimas intervenciones, en particular después del reporte de empleo del viernes pasado”, explicaron en un reporte.

“En el caso de que continúen advirtiendo fuertemente sobre una posible alza de tasas en junio, es probable que los activos de riesgo se vean impactados, incluido el peso”.

Los malos datos reportados en el sector exportador de China avivaron ayer los temores por la marcha de la economía global, a lo que se sumó la incertidumbre en torno a la política petrolera que podría seguir Arabia Saudita después del cambio realizado en el ministerio de energía.

La debilidad en los precios del crudo también se vio agudizada por posiciones encontradas con respecto al tiempo que pueda llevar a Canadá normalizar su producción del energético.

POR DEBAJO DE LOS EMERGENTES

En lo que va del año, el comportamiento del peso ha ido en sentido contrario de las monedas de países emergentes en su conjunto, pues mientras que el índice MSCI Emerging Markets Currency ha ganado 3.06 por ciento, el peso ha caído 5.42 por ciento.

Durante mayo, el indicador, integrado por una muestra de 25 monedas de países en desarrollo, cayó 1.75 por ciento, sin embargo, el peso cayó 5.63 por ciento, de acuerdo con información de bloomberg.

“Los datos del Chicago Mercantile Exchange al 3 de mayo mostraron posiciones cortas (apuestas bajistas) contra el peso por más de 12 mil contratos, frente a más de 19 mil durante la semana pasada; éstos podrían estar subestimados debido a que los traders compraron más dólares a partir del miércoles”, comentó George Lei, estratega de divisas en Nomura Securities y columnista de Bloomberg.

“Los inversionistas podrían ser cautelosos y tener pocas intenciones de mantener sus posiciones largas (apuestas a favor) del peso”.