Mercados

Bolsa mexicana y peso, en direcciones opuestas

En lo que va del año, el peso marcó 12 mínimos históricos, mientras que el principal indicador bursátil supera 46 mil puntos y acecha un nuevo máximo.
Esteban Rojas
BMV

(Bloomberg)

Los activos mexicanos van por diferentes caminos. Mientras que el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores se acerca a un nuevo récord, el peso muestra una tendencia negativa que la ha llevado a marcar mínimos históricos en varias ocasiones durante este año.

Lo anterior, de acuerdo con analistas, está ligado a las cambiantes expectativas sobre el siguiente movimiento en la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos.

“El cambio de probabilidades de que la Reserva Federal (Fed) aumente su tasa de referencia de junio a julio o durante el segundo semestre ha provocado que los flujos de capital que habían recurrido al fly to quality -activos seguros- regresen a los mercados emergentes, como México, a buscar posicionarse”, comentó Jorge Plácido, analista de Vector Casa de Bolsa.

web_bolsa_corrección_01

“Es más un tema de flujos más que porque el país esté haciendo algo extraordinario para captar esa inversión de cartera”.

El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores cerró ayer en 46 mil 124.63 unidades, con lo que se colocó a solamente 0.50 por ciento o 232.61 puntos de su máximo histórico alcanzado en 46 mil 357.24 unidades el 8 de septiembre de 2014.

En el lado opuesto se encuentra la moneda mexicana, que, a pesar de un repunte ayer de 1.18 por ciento que ubicó al tipo de cambio en 18.41 unidades en el mercado de mayoreo y al menudeo en 18.65, sigue siendo la segunda moneda más castigada entre una muestra global de 31 divisas monitoreada por Bloomberg.

DESTACAN EN AMÉRICA LATINA POR RAZONES CONTRARIAS

Aunque no es el de mayor ganancia en el año, el mercado accionario mexicano sí es el mejor posicionado entre sus similares de América Latina.

Las bolsas de Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú se encuentran muy lejos de sus últimos máximos históricos alcanzados, al presentar castigos de 31.4, 6.4, 20.6, 32.8 y 49.9 por ciento respecto a esos niveles, medidos en moneda local.

En tanto, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ha mostrado defensivo.

De marzo a junio de este año, el IPC ha oscilado dentro de un rango amplio pero en la parte alta de su actual ciclo, cuya máximo se ubica en 46 mil 191.51 y el mínimo en 44 mil 760.53 unidades.

“En un contexto de mediano plazo, no debemos olvidar que el IPC se encuentra operando en la zona de máximos históricos, niveles que no ha logrado superar en los últimos tres años y medio, por lo que sugerimos mantener una posición neutral hacia los fondos indizados y privilegiar la liquidez, en espera de mejores oportunidades de entrada”, recomienda Ricardo López, analista de Accival.

Por otro lado, la depreciación del peso mexicano en 2016 está solamente detrás de la moneda Argentina, la cual acumula una caída de 6.51 por ciento.

El peso mexicano se encuentra muy rezagado de otras monedas latinoamericanas, como las de Brasil, Colombia y Chile, las que presentan incrementos acumulados frente al dólar de 14.99, 7.95 y 4.30 por ciento, en cada caso.

En la región, destaca el caso de la moneda perteneciente a Venezuela, al reportar un desplome de 37.0 por ciento en 2016.

En el año, el peso mexicano registró 12 mínimos históricos frente al dólar, aunque el tipo de cambio se ha alejado de su último récord, de 19.4025, alcanzado el pasado 11 de febrero.