Mercados

Bancos centrales ‘viran’ y vuelven a acumular reservas

Ante la recuperación de los precios de las materias primas, los gobiernos han frenado la ayuda a sus monedas en contra del dólar, incluido México
Esteban Rojas
Commodities

Bloomberg. Los commodities se encuentran bajo la presión del dólar y un menor crecimiento mundial.

Las reservas internacionales de los bancos centrales tocaron fondo y han comenzado una recuperación en este año, ante un freno a las intervenciones de los gobiernos para apuntalar a las divisas más afectadas por la caída en los precios de los commodities.

Del 11 de marzo al cierre de septiembre de este año, las reservas internacionales en el mundo, sin considerar las de oro, pasaron de 10.89 a 11.07 billones de dólares, lo que implicó un incremento de 154 mil millones, de acuerdo con datos compilados por Bloomberg.

La recuperación de las reservas ocurre bajo un escenario en el que los precios de los commodities, medidos por Bloomberg Commodity Index, acumulan un alza de 8.40 por ciento en lo que va del año.

El ciclo bajista en las reservas globales se dio a partir noviembre de 2014 y tocó fondo en marzo de 2016, periodo en el que acumularon un descenso de 2.02 billones de dólares, equivalente a 16.8 por ciento.

Este ciclo bajista de las reservas fue incluso más profundo en monto y tiempo que el ocurrido después de la crisis inmobiliaria a finales de 2008, pues entre julio de ese año y marzo de 2009, los activos globales cayeron solamente 4.85 por ciento, para después iniciar una rápida recuperación.

COMMODITIES, EL FACTOR CLAVE
El freno en la caída y la recuperación en los activos de reserva, sin considerar al oro, estuvo estrechamente ligado al comportamiento en los precios de las materias primas, entre otros factores.

Entre junio de 2014 y enero de este año, los precios de los commodities se desplomaron 43.1 por ciento. Los menores ingresos en dólares recibidos por los países productores provocaron una ola de intervenciones a los mercados cambiarios, que dieron por resultado la disminución en las reservas globales bajo custodia de los bancos centrales.

La caída de las materias primas tocó fondo a mediados de enero de este año, poniendo fin a un largo periodo de debilidad, acentuada principalmente por el descenso del petróleo.

El Bloomberg Commodity Index tocó un piso de 72.87 puntos el 20 de enero de 2016, mientras que al cierre de septiembre se ubicó en 85.34 unidades, es decir, se recuperó 17.1 por ciento en ese periodo. Aunque la caída de los commodities se detuvo, la recuperación ha sido lenta y no ha estado exenta de altibajos.

MÉXICO Y SU CAMBIO DE ESTRATEGIA
En México, el ciclo de recuperación en las reservas internacionales se adelantó al comportamiento global, pues éstas tocaron fondo a finales de noviembre de 2015, en 171 mil 882 millones de dólares, para después subir a 175 mil 831 millones hasta el cierre de septiembre. Lo anterior implica un aumento de 3 mil 949 millones de dólares, según datos del Banco de México.

A la recuperación en los precios del petróleo, se sumó un cambio en la estrategia del Banco de México para evitar una depreciación desordenada del peso.

Desde el segundo mes de 2016 el banco central dejó de recurrir a la utilización de las reservas internacionales para inyectar liquidez al mercado cambiario e implementó un mejor reparto del ajuste requerido, mediante aumentos en la tasa de interés.

Entre diciembre de 2014 y febrero de este año, Banxico intervino con 30 mil 277 millones de dólares.