Mercados

Apuestas por el dólar tienen su peor resultado desde 2009

En lo que va del año, la moneda estadounidense perdió terreno frente a 10 de las 15 divisas más negociadas del mundo; el peso y la libra están entre las cinco perdedoras.
Esteban Rojas
dólar

(Bloomberg)

Pese a que al inicio de este año una encuesta global de Bank of America reveló que las apuestas en favor del dólar eran la operación más concurrida entre los administradores de fondos, el resultado ha sido negativo para quienes mantuvieron esas posiciones, pues el dólar muestra pérdidas frente a la mayoría de las divisas más negociadas en el mundo.

Entre las monedas de países desarrollados, el yen es la que más le ha ‘comido’ terreno al dólar, al presentar una ganancia acumulada de 17.71 por ciento en 2016, mientras que en el mundo de los emergentes es el real brasileño, con un avance de 23.4 por ciento.

En tanto, el índice que mide la relación del dólar con una canasta de seis divisas reporta una caída de 3.78 por ciento en lo que va del año, con lo que se está perfilando, hasta ahora, como su peor año desde el 2009, cuando se resintieron los peores efectos de la crisis inmobiliaria originada en Estados Unidos y que se extendió a todo el orbe.

El presente año ha sido malo para el dólar en el mercado internacional debido al ‘modo de espera’ en que se encuentra la Reserva Federal de Estados Unidos con respecto al costo del dinero y a la lenta marcha de la economía norteamericana.

La probabilidad de un alza en el costo del dinero por parte de la Fed en su reunión del próximo 21 de septiembre se encuentra ahora en 24.0 por ciento, muy por debajo del casi 40 por ciento que llegó a alcanzar como máximo en las última semanas. En tanto que para su reunión de finales de año, la probabilidad es de 51.3 por ciento.

Además, el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos creció un anémico 1.1 por ciento durante el segundo trimestre del año.

No obstante, desde el punto de vista del interés de Estados Unidos, bajo las actuales condiciones, una divisa relativamente débil es uno de los ‘antídotos’ que ha servido de amortiguador para evitar una mayor desaceleración económica, y quizá pueda servir de punta de lanza para lograr inyectar un mayor dinamismo a la economía.

Por ahora, de acuerdo con la encuesta global de Bank of America de agosto, las posiciones largas en el dólar ocupan la quinta posición como la operación más concurrida del mes, mientras que en julio ni siquiera figuró en el ranking.

PESO MEXICANO Y LIBRA, ENTRE LAS EXCEPCIONES

De las 15 divisas que más se operan en el mundo de acuerdo al último reporte del Banco de pagos Internacional, cinco presentan variaciones negativas y 10 ganan terreno en lo que va del año.

Entre las divisas con mayor liquidez de países desarrollados, el dólar se encuentra en terreno positivo únicamente con dos. Con respecto a la libra esterlina ha ganado 8.87 por ciento, debido a la desconfianza generada por la votación a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo cual la convierte en la divisa más débil en 2016. En tanto, con la corona sueca avanza un marginal 0.33 por ciento.

Por otro lado, entre las monedas emergentes, el dólar ha ganado terreno al peso argentino y al mexicano, al acumular ganancias de 13.72 y 5.90 por ciento, en cada caso.

>