Mercados

Analizan opciones de Banxico para evitar 'caos' sobre el peso

El Banco de México (Banxico) podría tener tres “ases” bajo la manga si el mercado cambiario llegase a desordenarse por el nerviosismo del proceso electoral de Estados Unidos u otros eventos externos e internos.
Clara Zepeda
Introduzca el texto aquí
23 septiembre 2016 11:28
peso banxico me

(Especial)

A poco más de seis semanas de las elecciones presidenciales y a unos días del primer debate entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump (26 de septiembre), los mercados se seguirán moviendo con incertidumbre.

Ante este escenario, el Banco de México podría tener la alternativa de subir aún más la tasa de fondeo, actualmente en 4.25 por ciento, ya que el principal riesgo para la inflación es la desordenada depreciación del peso.

Si se llegase a desordenar más el mercado cambiario, pensando que se complique todavía más el escenario de elecciones en EU, o los precios del petróleo caigan más tendrían que hacer uso más líneas de defensa, consideró Raúl Rodríguez, analista macroeconómico de Banamex.

Otro espacio de maniobra lo constituyen las intervenciones discrecionales en el mercado cambiario de la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México. La autoridad no interviene en el mercado cambiario desde hace siete meses.

La autoridad monetaria vendió 30 mil 277 millones de dólares de diciembre de 2014 a febrero de 2016, con el propósito de mejorar la liquidez en el mercado, sin que esto implique querer defender a un determinado nivel del tipo de cambio.

Otra alternativa, señaló Rodríguez, sería recurrir a la Línea de Crédito Flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI) de aproximadamente 88 mil millones de dólares. Así, el total de recursos disponibles, aunado a las reservas internacionales, asciende aproximadamente 264 mil millones de dólares.

Por último, se podrían buscar contratos de una posible línea de swaps con la Fed, un mecanismo temporal para el intercambio de divisas (conocido como “línea swap”) establecido con la Reserva Federal de Estados Unidos. Los recursos provenientes de la “línea swap” serían utilizados para llevar a cabo subastas de crédito en dólares entre instituciones de crédito del país, de acuerdo con el especialistas de Banamex.

Para George Lei, estratega de divisas y columnistas de Bloomberg, las políticas planteadas para apoyar a la moneda este año, incluyendo las ventas de dólares y dos inesperadas subidas de 50 puntos base en las tasas de interés, fallaron en detener la tendencia alcista del tipo de cambio.

“Ha habido poca liquidez, con una oferta de dólares muy limitada, al tiempo que los inversionistas limitan la exposición a la moneda mexicana. El desequilibrio de oferta/demanda significa que incluso una pequeña orden de compra de dólares puede resultar en una caída descomunal del peso. Incluso si Banxico vende dólares, el peso podría mantenerse sin fuerza sin una política de tasas más altas. Sin un aumento ‘shock-and-awe’ nunca antes visto, parece que el peso continuará debilitándose”, alertó Lei.

>