Mercados

Venezuela va por una reestructura de su deuda

En una señal de que la pesada carga de deuda se ha vuelto insostenible, Nicolás Maduro culpó a las sanciones impuestas por EU por dificultar el financiamiento.
Bloomberg News
venezuela

Venezuela

El presidente Nicolás Maduro anunció ayer que Venezuela buscará reestructurar su deuda externa total, una vez que la petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) realice un último pago. Por esta acción culpó a las sanciones financieras impuestas por el gobierno estadounidense por hacer imposible que ese país consiga nuevo financiamiento.

El gobierno transferirá fondos por mil 100 millones de dólares correspondientes al pago del principal de bonos emitidos por PDVSA que vencen el jueves, afirmó Maduro desde Caracas. De ahí en adelante, el país renegociará su deuda y la de la petrolera con los bancos y los inversionistas, según un comunicado oficial.

Los bonos soberanos venezolanos operan a un precio promedio de 36 centavos de dólar, reflejando una amplia preocupación de los inversionistas de que el país se dirija hacia un default.

“mercados”


Detener los pagos es un paso que Maduro y su predecesor Hugo Chávez rechazaron por dos décadas, desafiando a los analistas de Wall Street en los últimos años al usar dinero de las arcas gubernamentales y haciendo la deuda de ese país una de las opciones más rentables entre mercados emergentes.

Al buscar una reestructuración, Maduro deja ver que la pesada carga de deuda se ha vuelto insostenible, en medio de reservas decrecientes y sanciones financieras.

“Decreto un refinanciamiento y reestructuración de la deuda externa y todos los pagos venezolanos”, dijo Maduro. “Vamos a completar una reconfiguración para buscar el equilibrio y para cubrir las necesidades e inversiones del país”.

El 27 de octubre, PDVSA realizó un pago de 842 millones de dólares del principal de un bono, a pesar de las dudas sobre su disponibilidad de efectivo, pero el gobierno está atrasado alrededor de 800 millones de dólares en pagos de intereses.

En conjunto, Venezuela tiene 143 mil millones de dólares en deuda externa, perteneciente al gobierno y entidades estatales, con cerca de 52 mil millones de dólares en bonos, según Torino Capital.

Las sanciones impuestas en agosto por Estados Unidos han hecho cada vez más difícil recaudar dinero de inversionistas internacionales.

En un hecho sin precedentes, esas sanciones, que prohíben a las instituciones reguladas por el gobierno estadounidense la compra de nuevo bonos, también limitarán la capacidad de sentarse con el gobierno para reestructurar su deuda.

El vicepresidente venezolano Tareck El Aissami, uno de los individuos señalados por Estados Unidos, encabezará los esfuerzos de reestructuración. El negociará con todos los tenedores internacionales, aseguró Maduro.

A principios de este año, el Departamento del Tesoro señaló a El Aissami, quien asumió su cargo en enero, de proteger cárteles de drogas y de hacer caso omiso de una red de exportación de toneladas de cocaína.