Mercados

Se dispara deuda empresarial del país:
119 mil mdd a junio

La velocidad de crecimiento es factor de preocupación; en siete
años el débito en dólares de los corporativos se duplicó, el factor de apalancamiento es el más alto de la historia.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
02 octubre 2014 14:53
[Banxico presentará informe sobre la inflación / Cuartoscuro]

[Banxico presentará informe sobre la inflación / Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- El saldo de la deuda externa de los corporativos no financieros en México registra un acelerado crecimiento.

Durante el segundo trimestre de 2014 subió 24.2 por ciento a tasa anual, lo que significa la variación más fuerte desde que el Banco de México publica dichas estadísticas.

Con este comportamiento se acumularon siete trimestres consecutivos con crecimientos superiores a un dígito.

Así, de acuerdo con las cifras publicadas este miércoles por el banco central mexicano, el saldo de la deuda externa de las empresas privadas ascendió a un monto sin precedente de 119 mil 402 millones de dólares al primer semestre del año.

Además, la deuda de los corporativos subió en montos absolutos 7 mil 600 millones de dólares en el presente año, y 23 mil 287 millones si se compara en forma anual (junio 2014 versus junio 2013).

El problema de la deuda externa del sector privado no financiero es prácticamente el mismo que el del sector público: la velocidad de su crecimiento.

Las mismas cifras oficiales sustentan los temores, ya que entre el cierre de 2007 y el primer semestre de 2014 la deuda corporativa en dólares prácticamente se duplicó, al pasar de 60 mil 308 millones a 119 mil 402 millones de dólares.

El dinamismo en el incremento de la deuda de las empresas puede convertirse en un foco amarillo, dado que su comportamiento puede hacer más vulnerable no solamente a las empresas ante la inminente normalización de la política monetaria de Estados Unidos, sino al país en su conjunto.

Otras señales
Una de las señales del excesivo crecimiento de la deuda del sector privado se advierte al observar que su incremento nominal de 24.2 por ciento en el segundo trimestre, supera ampliamente al 6.6 por ciento de las exportaciones no petroleras, que en su mayoría son realizadas por el sector privado.

Es decir, la velocidad de endeudamiento externo rebasa con mucho al crecimiento de los flujos provenientes del exterior por concepto de ventas directas de los corporativos.

Tenencia de extranjeros supera la deuda pública
México es un país que ya depende más de los flujos que aportan los inversionistas extranjeros en el mercado de dinero respecto a lo que se coloca en el exterior mediante la marca país.

Así, la tenencia de valores de deuda por parte de extranjeros (Cetes Bonos M, Udibonos y bonos D), alcanzó un monto de 166 mil 56 millones de dólares al cierre del primer semestre del año, superando los 147 mil 599 millones de deuda externa denominada en dólares por la colación de valores de gobierno en el exterior, más los créditos provenientes de la banca extranjera.

De esta manera, si se suma la deuda en moneda extranjera y la tenencia de extranjeros de valores denominados en pesos y convertida a dólares, la deuda externa total del sector público ascendería al equivalente de 313 mil 655 millones de dólares, algo jamás visto.

Tipo de cambio y tasas, los riesgos
Debido a que el aumento de la deuda en las empresas obedeció al nivel de tasas extremadamente bajas en el mundo industrializado, de prácticamente cero por ciento, la lógica indica que los principales riesgos están en una modificación de las condiciones externas, de acuerdo con Gerardo Copca, director de análisis de capitales de MetAnálisis.

Para el experto, también existe un riesgo importante en el tipo de cambio, pues en un ambiente de depreciación los costos de la deuda se incrementarían notablemente.

“Las tasas de interés van a subir algún día, y parece que el momento se acerca”.

Un factor adicional de inquietud es que desde su punto de vista las empresas grandes no registran fuertes variaciones en su deuda.
“Cemex o Alfa, empresas con historial de alto endeudamiento en otras épocas, prácticamente han mantenido estables sus niveles de deuda”.

Por lo tanto, teme que la deuda se concentre en empresas medianas y hasta pequeñas, más frágiles en términos financieros y con mayor riesgo si cambian las condiciones en el exterior.