Mercados

Rincón del experto: El patrón oro puede resolver la crisis mundial

Para la gente, en su vida diaria, el patrón oro no implicaría un gran cambio, lo que variaría es que ahora sus billetes estaría respaldados por el metal. 
Guillermo Barba
17 agosto 2015 5:0
El oro podría ser la clave para solucionar la actual crisis financiera mundial, afirma el experto en mercados de oro y plata, Guillermo Barba. (Especial)

El oro podría ser la clave para solucionar la actual crisis financiera mundial, afirma el experto en mercados de oro y plata, Guillermo Barba. (Especial)

Esta semana publicamos en el blog personal de este periodista, una muy interesante entrevista con el presidente del Gold Standard Institute (Instituto del Patrón Oro) de los Estados Unidos, Keith Weiner. Le preguntamos cuál consideraba que era la raíz de la actual crisis económica y financiera mundial, y nos dijo que había tres respuestas básicas.

La más corta es el aumento exponencial de las deudas en el mundo. La respuesta media es que en 1971, cuando el presidente estadounidense Richard Nixon separó por decreto al dólar del patrón oro, condujo al planeta a un sistema de dinero inconvertible, de papel, con lo que el oro fue desplazado del sistema monetario como lo que es: un extintor de deudas.

El dólar, dice Weiner, se convirtió en un simple pagaré que condena al mundo a crear más y más deuda para pagar los intereses de la deuda emitida previamente. Explicó que no se puede pagar una deuda mediante más pagarés, como tampoco se puede salir de un agujero si se cava más profundo.

Con el oro como base no se podía hacer eso, porque la cantidad disponible del metal precioso es limitada. Al mismo tiempo –explica-, con el dólar las tasas de interés ahora se pueden disparar al alza como ocurrió en los años 80, o caer a mínimos históricos cercanos a cero como ahora vemos.

Con el patrón oro en cambio, se logra que las deudas no se expandan al infinito y sobre todo que haya tasas de interés estables que permiten la planeación a largo plazo, y acumulación de capital. Y no es –dice Weiner-, que la gente vaya a tener que andar cargando en la bolsa monedas de oro o plata, no.

Para la gente el patrón oro no implicaría un gran cambio en su vida diaria, lo que variará es que ahora sus billetes o dinero plástico estaría respaldado en el metal, y tendría el derecho, si quiere, de cambiar su dinero por oro a una tasa fija.