Mercados

Riesgo país de México se dispara por Trump

El índice EMBI+, que mide el diferencial de la deuda soberana de los países, para México superó al de Perú y Tailandia, a pesar de contar con la misma calificación crediticia.
Clara Zepeda
Trump

Trump

El efecto Trump sigue arrojando señales pesimistas. Ahora, la probabilidad de un impago en la deuda soberana de México, medida por el riesgo país, se disparó en los últimos tres días a niveles no vistos desde febrero de este año.

La prima de riesgo que los inversionistas exigen para participar en México, representada por el Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI+) de JP Morgan, llegó ayer a 261 puntos base. La última vez que dicho indicador se ubicó en ese nivel, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda actuaron en conjunto de manera extraordinaria, subiendo tasas a 3.75 por ciento y anunciando un recorte al gasto equivalente a 0.7 por ciento del PIB.

Ahora, con una tasa de referencia en 4.75 por ciento y un paquete presupuestal aprobado para 2017 menor al de 2016, las opciones de las autoridades son más limitadas.

Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, explicó que el riesgo país de México comenzó a deteriorse desde antes de las elecciones, debido al incremento en los riesgos internos.

De 2014 a la fecha, el riesgo país nacional se ubicó por arriba de economías con la misma calidad crediticia de México, en BBB+, como Perú y Tailandia, cuando antes de 2014 estaba por debajo.

“Trump significa para México más problemas que podrían afectar el crecimiento económico porque ha estado hablando muy negativo sobre la migración y flujo de mercancías. Todo eso el mercado lo percibe negativo”, dijo Aboumrad.

Por otra parte, Raúl Rodríguez, economista de Citibanamex, aseguró que pese a ser un fenómeno general, el incremento en el riesgo país y en el tipo de cambio ocurren en México con mayor fuerza por su cercanía con Estados Unidos.

“El comportamiento del riesgo país y del tipo de cambio están incorporando toda la incertidumbre que tienen los inversionistas sobre el futuro de la economía mexicana”, comentó Rodríguez.

BONOS, EN NIVELES DE RIESGO
El rendimiento del bono mexicano a 10 años subió ayer a 7.31 por ciento para ubicarse en un máximo de cinco años, luego de una venta masiva de dichos instrumentos tras las elecciones en Estados Unidos. Hace una semana, el rendimiento era de 6.17 por ciento, es decir, 1.14 puntos porcentuales menos.

La incertidumbre sobre las políticas que implementará Trump, además de un drástico aumento en las tasas de los bonos del Tesoro, ha llevado a los inversionistas a exigir un mayor premio a la deuda mexicana.
Los bonos del Tesoro a 10 años subieron ayer a 2.26 por ciento, ante la especulación sobre un aumento en la inflación de ese país derivado de los planes de Trump de incrementar el gasto y recortar impuestos.

“Trump ha introducido mucha incertidumbre en torno a la perspectiva fiscal y la demanda externa de bonos del Tesoro, dado su proteccionismo”, dijo a Bloomberg John Davies, estratega de Standard Standard Chartered en Londres.Más inflación. La expectativa de un aumento acelerado de precios, tanto en México como en EU, elevó las tasas de los bonos soberanos.