Mercados

Revive el apetito por los bonos mexicanos

El spread entre los bonos de México y Estados Unidos es uno de los más atractivos, aseguran especialistas, lo que se ha reflejado en un aumento en la demanda de deuda mexicana.
Esteban Rojas
Esteban Rojas | Abraham González
27 diciembre 2016 5:0
En noviembre, el dólar superó los 20 pesos. (Bloomberg)

La deuda total de Nuevo León se ubica en 42 mil 700 millones de pesos, de esta cifra, 36 mil millones de pesos, están referenciados a la TIIE.

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de un mes de haber sido asediados en el mercado, los bonos gubernamentales en México ya comienzan a captar recursos de inversionistas extranjeros, debido principalmente a sus atractivos diferenciales frente a las notas de Estados Unidos y también a la expectativa de una recuperación del peso mexicano, aseguran analistas.

De acuerdo con información de Bloomberg, en los primeros 14 días de diciembre, entraron al mercado mexicano de bonos inversiones por un total de 3 mil 294 millones de dólares, equivalentes a 67 mil 300 millones de pesos.

Con ello, el saldo de la tenencia de bonos de inversionistas residentes en el extranjero hasta mediados de este mes se ubicó en 2.065 billones de pesos al su nivel más alto desde abril, según cifras del Banco de México.

El comportamiento de la inversión extranjera en el mercado de bonos incluso coloca a México como el emergente con mayor demanda de estos instrumentos en lo que va de este mes, a contracorriente del efecto negativo registrado en noviembre por el triunfo de Trump, la fortaleza del dólar y la posible alza de tasas de la Reserva Federal.

Los inversionistas extranjeros están tratando de aprovechar el todavía elevado diferencial de tasas a favor de México. Este indicador, medido mediante por los respectivos bonos a 10 años entre ambos piases, alcanzó los 469 puntos base, al pasado 14 de diciembre.

“Lo que sucede cuando los inversionistas extranjeros ven un tipo de cambio alto y spreads atractivos, nuevamente aumentan su posición en el mercado”, explicó Rafael Camarena, analista económico de Santander México. “Claro, estamos en un proceso de incertidumbre global, pero típicamente es lo que ocurre y eso podría explicar esa entrada de flujos”.

En la misma línea, Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS, afirmó que el alza acumulada que hizo el Banco de México de 100 puntos base en noviembre y diciembre jugó a favor de la tenencia de deuda gubernamental de inversionistas extranjeros.

“Si bien la victoria de Donald Trump pone en riesgo la estabilidad de las relaciones bilaterales con nuestro principal socio comercial ante una eventual renegociación de los términos del TLCAN, los fundamentales de México se ven mejor a los de otros países emergentes”, dijo Domínguez. “De hecho hay muchos países emergentes que están bajando su tasa y México es de los pocos que están subiendo los réditos junto con Estados Unidos. Es lo que en parte se está buscando, atraer capitales para que el tipo de cambio no se presione”.