Mercados

Preocupa al mercado mayor ahorro externo

El ritmo de crecimiento del ahorro externo ha sido mayor por la confianza que los inversionistas extranjeros han depositado en nuestro país gracias al favorable entorno macroeconómico.
Clara Zepeda
Clara Zepeda
22 julio 2016 5:0
Dólares y pesos (Bloomberg)

Dólares y pesos (Bloomberg)

La dinámica de crecimiento acelerado que registra el ahorro externo en México es un factor de preocupación para la estabilidad económica del país, pues lo coloca en una posición de vulnerabilidad por el riesgo que representa su volatilidad, advierten participantes del mercado financiero.

De acuerdo con la Fundación de Estudios Financieros, un centro de Investigación independiente sobre el sistema financiero que reside en el ITAM, México tiene una mayor dependencia del ahorro externo que se hace en instrumentos financieros.

El ahorro externo empieza una dinámica de crecimiento acelerado de un mínimo de 11 por ciento del PIB en 2006 y en 2007 a un 31 por ciento del PIB en 2014.

Por otra parte, El ahorro interno ha pasado de niveles de 46 por ciento a 64 por ciento del PIB en un periodo de 11 años. El aumento anterior da un crecimiento promedio anual de 1.6 puntos del PIB.

“Una mayor dependencia del sector externo le generará vulnerabilidades a la economía”, recordó Fundef. Cabe recordar la crisis de 1994.

En 1983 se observó un egreso neto de recursos, mismo que se prolongó hasta 1985 y reapareció en 1987. Es a partir de este año que la mayor apertura a la inversión directa y de portafolio incrementó la participación del ahorro externo hasta alcanzar niveles máximos que representaron hasta el 7.7 por ciento del PIB en 1994.

El ritmo de crecimiento del ahorro externo ha sido mayor por la confianza que los inversionistas extranjeros han depositado en nuestro país gracias al favorable entorno macroeconómico, a la reducción de tasas en los países desarrollados y a la gran liquidez, incrementando el flujo de recursos provenientes del extranjero.

Sin embargo, José Méndez Fabre, presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), sugiere que el ahorro externo debiera tener un límite y debiera ser temporal, debido a que si sigue incrementándose a una gran velocidad podría representar un riesgo a la estabilidad económica, ya que nos colocaría en una condición de vulnerabilidad por el riesgo que representa ante su posible volatilidad.

Es preocupante, aun cuando todo esto ha traído beneficios para nuestra economía, ya que disponemos de mayores recursos para financiar la inversión que requiere el país, aseveró.

CRECEN A DIFERENTES RITMOS

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el ahorro total representa alrededor de 93.6 por ciento del PIB y éste ha venido creciendo a tasas razonables en los últimos diez años de alrededor de 8.0 por ciento, resultando importante destacar que este incremento ha sido suficiente para apuntalar un crecimiento promedio de 2.2 por ciento.

Del ahorro total mencionado, 69 por ciento corresponde al ahorro interno, el cual ha venido creciendo a tasas de 5.0 por ciento en los últimos diez años y se compone principalmente de inversionistas institucionales (Afores, fondos de inversión y aseguradoras) con una participación de 64 por ciento y del ahorro de particulares que contribuye con el 36 por ciento.

Por lo que toca al ahorro externo, éste constituye el 31 por ciento del ahorro total y está conformado por la tenencia de extranjeros en instrumentos de deuda emitidos en nuestro país, así como por deuda del sector público y por crédito bancario y deuda del sector privado emitida en el extranjero. En los últimos diez años ha mostrado un crecimiento de 20 por ciento por año.