Mercados

Peso y bonos ‘regresan’ tras el shock por Trump

Analistas advierten que la recuperación podría ser momentánea, a la espera de la decisión del Banco de México el próximo jueves.
Esteban Rojas
Abraham González | Esteban Rojas | Clara Zepeda
16 noviembre 2016 7:27
peso-bolsa

peso-bolsa. (Especial)

El peso y los bonos gubernamentales de México registraron ayer ganancias por segundo día consecutivo, después de haber tocado fondo la semana pasada tras el resultado de las elecciones en Estados Unidos.

De acuerdo con analistas, el comportamiento positivo en ambos mercados podría ser momentáneo, a la espera de una estabilización definitiva y de conocer la decisión de política monetaria del Banco de México este jueves.

Ayer, el tipo de cambio del peso frente al dólar bajó 2.34 por ciento, lo que marcó la mejor sesión para la moneda local en los últimos nueve meses. Al cierre oficial, el dólar spot se ubicó en 20.2725unidades, alejándose por lo pronto del máximo histórico de 20.94 pesos registrado el viernes, de acuerdo con datos de Banxico. Mientras tanto, en ventanillas bancarias, el dólar se cotizó en 20.60 pesos, según información de Citibanamex.

“Los mercados muestran un sesgo positivo en activos de riesgo y un respiro tras las pérdidas acumuladas desde la elección”, comentó Juan Carlos Alderete, estratega de tipo de cambio en Banorte-Ixe.

Entre los catalizadores de la sesión, añadió, estuvo la moderación en las políticas más radicales de Donald Trump, reportadas a inicios de la semana, y un repunte de casi seis por ciento en los precios del petróleo.
En la misma tendencia, el comportamiento en el mercado secundario de bonos fue positivo, pues la nota a 10 años, una de las más negociadas en el país, se redujo 20 puntos base en un día, para ubicarse en 7.06 por ciento. En el largo plazo, a 20 y 30 años, las reducciones fueron de 14 y 23 puntos base, respectivamente.

A pesar de dichas variaciones, los rendimientos en los instrumentos de deuda gubernamentales se ubican cerca de sus niveles máximos de cinco años.

El tipo de cambio y las tasas de interés de la deuda soberana bajaron por segundo día consecutivo, mientras que la bolsa muestra un rezago.

Mientras tanto, en el mercado primario, los bonos mexicanos apenas resintieron la presión de los inversionistas. En la subasta de valores gubernamentales realizada ayer –la primera desde las elecciones en Estados Unidos-, los Cetes a 175 días subieron 115 puntos base, en tanto que en los plazos a 28 y 91 días subieron 75 y 89 puntos base, en cada caso.

BMV, CON REZAGO
Mientras que el mercado de divisas y el de deuda mostraron una recuperación, el mercado accionario volvió a caer ayer y borró las ganancias del lunes.

A pesar de abrir la sesión con un alza de hasta 1.8 por ciento, el pesimismo de los inversionistas se impuso y el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró la jornada con una caída de 0.62 por ciento, para ubicarse en 45 mil 23.65 unidades.

El descenso del mercado mexicano se dio en sentido contrario de lo que ocurrió en otros mercados emergentes, como Brasil y Argentina, que extendieron su recuperación.

José Antonio Cebeira, analista bursátil de Actinver, comentó que el cambio de tendencia fue una respuesta a la publicación de los resultados de la subasta de valores gubernamentales, cuyas tasas aumentaron.

Y es que la salida de flujos de capital en el mercado de renta fija, añadió, también está empañando a la renta variable.

Para Gerardo Copca, director de renta variable de MetAnálisis, no se podrá considerar que el mercado accionario tocó piso hasta tener otras señales que confirmen un cambio real en la tendencia.