Mercados

Mete ‘freno’ colocación de deuda en mercado local

El ritmo de crecimiento de las emisiones es el más bajo en siete años, según datos de Banco de México, tanto en la pública como en la privada
Esteban Rojas
 [Bloomberg] EN PORTADA: Banxico reporta máximo histórico de 163,515 mdd al cierre de diciembre.

[Bloomberg] EN PORTADA: Banxico reporta máximo histórico de 163,515 mdd al cierre de diciembre.

La emisión de deuda tanto pública como privada en el mercado mexicano creció en marzo a un ritmo de 3.3 por ciento anual, la tasa más baja al menos desde 2009, cuando el Banco de México comenzó el registro de esa información.

Al incorporar el efecto de la inflación, la colocación de títulos prácticamente presenta un estancamiento, al mostrar una variación real de 0.70 por ciento.

El menor dinamismo en el mercado de deuda se debe a que en años anteriores se ha tenido acceso al financiamiento externo en condiciones favorables, a lo que se suma una baja demanda de recursos financieros, como respuesta a un menor ritmo de crecimiento económico.

“El gobierno y las empresas tuvieron crecimientos en su apalancamiento ante una señal: el de tasas bajas”, comentó Héctor Romero, economista y director general de Signum Research.

“Los crecimientos por arriba del ocho por ciento en la emisión de deuda son muy agresivos y no son sostenibles si piensas que un crecimiento de siete por ciento, en cinco años te duplica la deuda”, explicó Romero
De acuerdo con las cifras del banco central, la emisión total de deuda por parte los residentes en el país ascendió a 9.33 billones de pesos y se acercó a su máximo histórico de 9.38 billones, alcanzado apenas en febrero de este año.

“El problema no es tanto el apalancamiento, que todavía está en niveles sanos, sino lo que hicieron con ese dinero. Las empresas han financiado gasto operativo y el gobierno gasto corriente”, dijo Romero.

A pesar del menor dinamismo, las emisiones del sector privado muestran una desaceleración menor que las del sector público, pues en el primero se registró un aumento anual de 5.5 por ciento en marzo, mientras que en el segundo creció 3.0 por ciento.

En marzo, la deuda privada acumuló 10 meses con un mayor dinamismo que la gubernamental.

El mayor crecimiento en la colocación de valores de deuda privada se alcanzó en octubre de 2015, al mostrar un aumento anual de 19.4 por ciento. En ese mes, el mercado anticipaba que la Reserva Federal, y por lo tanto el Banco de México, elevara su tasa de referencia, lo que hubiera implicado un aumento en el costo del dinero.

En tanto, en el sector público, los máximos aumentos se alcanzaron a finales de junio de 2011, al superar el 20 por ciento anual de incremento.
La diferencia en el dinamismo de ambos sectores ha dado lugar a un cambio en la estructura del mercado.

Los títulos de deuda emitida por el sector privado representan solamente 10.88 por ciento del total, el restante 89.2 corresponde al sector público.

Según las cifras disponibles, la máxima participación del sector privado en la colocación de títulos de deuda en el mercado nacional se alcanzó en noviembre de 2010, al llegar a representar el 14.97 por ciento.

El cambio en la estructura se podría profundizarse en los próximos meses, ante una mayor competencia esperada por los recursos generados en el mercado interno, en la medida que se haya mayores dificultades para acceder a los recursos del exterior.

Respecto a la dinámica que seguirá la colocación de deuda en el país, Héctor Romero señaló que el sector público podría acelerar su emisión de deuda.

“Existe la posibilidad de que el crecimiento en la deuda privada se vuelva a acelerar, si el gobierno federal intenta cubrir el hoyo en Pemex que provocan los bajos precios del petróleo”, puntualizó.