Mercados

Mercado descuenta alza en tasa de Banxico

La variable clave para la decisión del banco central será la depreciación del peso, la cual se ha agudizado desde las campañas hasta la elección que le dio la victoria a Trump, aseguran analistas
Esteban Rojas
peso banxico me

(Especial)

Faltan cuatro días, pero los inversionistas ya lo dan por hecho. El Banco de México tomaría este jueves su primera acción concreta tras la victoria de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos: un alza de tasa de al menos 50 puntos base en su tasa de referencia.

La depreciación del peso y el efecto que ha tenido sobre las expectativas de inflación incrementaron las apuestas en torno a un aumento en el costo del dinero por parte del Banco de México, en su reunión del próximo jueves.

Las expectativas van desde un máximo en 5.75 por ciento, que implicaría un incremento de 100 puntos base, hasta aquellas que consideran que la tasa permanecerá en 4.75 por ciento, de acuerdo con un sondeo realizado por Bloomberg que hasta ayer contaba con la opinión de los economistas de 12 grupos financieros.

Además, en el mercado secundario, los participantes se han adelantado a exigir un mayor precio tasa por la compra de los diferentes instrumentos, ya sea aquellos con fines de inversión o de ahorro.
En las tasas de corto plazo, los que reflejan mayor cercanía con la política monetaria del Banco de México, muestran ya una tendencia ascendente.

La denominada TIIE a 28 y 91 días presentan un aumento en promedio de 28 puntos base en lo que va de noviembre.

En tanto que de finales de octubre a la fecha, los Cetes a 28 y 91 días registran un aumento en su rendimiento de 0.20 puntos porcentuales en las subastas primarias de valores gubernamentales.

Tanto la TIIE como los Cetes, han adelantado parcialmente los últimos movimientos de Banxico, para después ajustarse en la misma proporción a la decisión final en materia de política monetaria establecida por el instituto central.

“La variable de decisión de la Junta de Gobierno para incrementar la tasa de referencia será la depreciación que ha presentado el tipo de cambio”, comentó Delia Paredes, directora de análisis económico de Banorte-Ixe.

Las expectativas de inflación, así como la volatilidad financiera también estarían entre los principales motivos del banco central para su decisión del jueves, anticipó la especialista.

La previsión de los inversionistas sobre el incremento en las tasas de referencia también se ha reflejado en un desplazamiento total en la curva de rendimientos de los bonos mexicanos. En los plazos entre siete y 10 años los aumentos han sido superiores a los 100 puntos base. En tanto, en los instrumentos de largo plazo, como los bonos a 20 y 30 años ha sido menor para rondar los 80 puntos base. Dicha diferencia ha provocado en este año un aplanamiento en la curva de rendimientos.

INFLACIÓN, EL FACTOR CLAVE
La inflación general en México rebasó en octubre el 3.0 por ciento y tocó su mayor nivel en más de un año y medio, un aumento que el Banco de México consideró “suave” al tomar en cuenta una devaluación de 21.1 por ciento del peso en lo que va del año.

En una entrevista para Bloomberg televisión, Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México, sostuvo que la fuerte depreciación del peso mexicano se ha traspasado levemente a los precios al consumidor.

Entre las medidas que ha tomado el gobierno mexicano para enfrentar la turbulencia financiera se encuentra un cambio realizado por la Secretaría de Hacienda en los montos de los bonos mexicanos a subastar en los siguientes meses, en donde privilegiará la colocación de instrumentos de más corto plazo, como lo Cetes, para satisfacer un mayor apetito por la liquidez.