Mercados

Los 5 factores detrás del alza de tasa de Banxico

El contenido de las minutas del Banxico de su pasada reunión de política monetaria permitieron conocer elementos que determinaron alza de su tasa de interés.
Esteban Rojas
banxico 50

(Especial)

El contenido de las minutas del Banco de México, correspondientes a su pasada reunión del 30 de junio, permitió conocer los elementos que determinaron el sorpresivo incremento de 50 puntos base en su tasa de referencia.

En primer lugar, destacó la preocupación y el marcaje que tendrá el instituto central sobre el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos para la determinación de su política monetaria.

El creciente déficit en la cuenta externa ha tenido como resultado una mayor demanda de dólares para poderlo financiar, lo que ha aumentado la presión alcista sobre el tipo de cambio y ha incrementado el riesgo de su traspaso al formación general de precios.

La cuenta corriente del país está compuesta por los ingresos y egresos provenientes de las exportaciones, importaciones, turismo, remesas y pago de los intereses de la deuda externa, entre los más importantes.

“La estructura del financiamiento de la cuenta corriente es endeble debido a que depende, en cierta medida, de flujos de capital de corto plazo, en un contexto de políticas monetarias acomodaticias en las economías avanzadas y de continuos episodios de mayor aversión al riesgo que pudieran afectar los flujos hacia las economías emergentes”, se lee en las minutas.

Al primer trimestre de este año la cuenta corriente de la Balanza de Pagos de México presentó un déficit por 6 mil 991 millones de dólares, equivalente a 2.7 por ciento del PIB. Este desequilibrio viene creciendo desde el año 2011.

En segundo lugar, destacó como fuente de preocupación interna la evolución de las finanzas públicas, por lo que el instituto central sostiene que sería deseable seguir con el proceso de saneamiento. Para este propósito se propone que se persiga lograr un superávit primario en 2017.

La brecha deficitaria se amplió a niveles de 1999

El superávit primario resulta de la diferencia entre los ingresos y egresos del sector público sin considerar los pagos de los intereses.

Banxico puso un mayor énfasis en la consideración de que las fuentes de presión sobre el tipo de cambio no solamente son externas, sino también a factores internos, como los mencionados. En tercer lugar, el Banco de México enumeró las fuentes de turbulencia externa que podrían afectar al tipo de cambio y a la inflación, entre los que sobresalieron los efectos del Brexit y las elecciones presidenciales en Estados Unidos y la desaceleración económica en China.

El cuarto factor mencionado en las minutas del Banco de México fue que la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México consideró que el balance de riesgos para la inflación se sigue deteriorando.

Un tipo de cambio mayor y el alza en precios y servicios del sector público, así como algunos productos de origen agropecuario apuntan a que la inflación podría terminar el presente año por arriba del 3.0 por ciento.

Finalmente, ante los riesgos externos, destacó el llamado que hizo el Banco de México a profundizar en las reformas estructurales y en la disciplina fiscal. En tanto, el instituto central se comprometió a enviar señales claras al mercado sobre la contribución de la política monetaria al anclaje de la inflación.