La “trampa” de las cuentas asignadas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La “trampa” de las cuentas asignadas

COMPARTIR

···
Dinero

La “trampa” de las cuentas asignadas

16.6 millones. Cifra de cuentas individuales que no se registraron en alguna Afore y que fueron asignados por Consar en alguna institución para labores de gestión (inversiones).

Introduzca el texto aquí
19/09/2014

CIUDAD DE MÉXICO.- En política monetaria se dice que los bancos centrales pueden caer en sus propias “trampas”, sucede cuando los mercados no reaccionan como se esperaba. Uno de los conceptos más utilizados en la actualidad es el de la “trampa de liquidez”.

Así, pareciera que las cuentas asignadas del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) han provocado una “trampa”, ya que su número es muy alto y pese a que son administradas por las Afores a las que se les asigna por parte de la autoridad reguladora (Consar), en la realidad no pertenecen a ninguna institución.

De acuerdo con las cifras oficiales, el total de cuentas asignadas es de 16 millones 641 mil 623; de las cuales 10 millones 738 mil 442 son cuentas con recursos depositados en las Siefore, mientras que 5 millones 903 mil 181 son cuentas con recursos depositados en Banco de México.

,,

El tema es delicado porque se ha mencionado que el gasto comercial de las Afores tiende al alza, lo que es cierto, paradójicamente no se observa que los esfuerzos estén encaminados a captar esos 16.6 millones de cuentas en forma definitiva. La “trampa” consiste en que el proceso de asignación les permite a las instituciones administrar recursos que captan por medio de su eficiencia de gestión y no por su fuerza comercial.

Hasta ahora el esquema parece funcionar ya que efectivamente son las Afores más eficientes en términos de IRN (Índice de Rendimiento Neto), las que más cuentas concentran, pero en detrimento de otras instituciones más pequeñas.

La volatilidad de 16.6 millones de cuentas no debería existir, pero el sistema ya se “acomodó” al esquema de asignación.

En cierto modo, se observa una zona de confort en el tema, afores que saben que pueden captar una fuerte cantidad de cuentas con su eficiencia de gestión y con menor esfuerzo comercial; mientras “vuelan” más de 16 millones de cuentas de una afore a otra, un número muy elevado respecto al total, representa casi 32 por ciento.