Mercados

La Fed valida pronósticos;
Dow, en máximo histórico

La Reserva Federal de Estados Unidos encabeza los bancos centrales que están en un ciclo bien definido de retiro de estímulos monetarios; el banco central del Reino Unido podría sumarse a principios de 2015.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
18 septiembre 2014 5:0
[La entrada de capitales al país dirigida al mercado de dinero ascendió a solo mil 745 millones/Bloomberg] 

[La entrada de capitales al país dirigida al mercado de dinero ascendió a solo mil 745 millones/Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- La compra de activos será de 15 mil millones de dólares hasta finales de octubre; la tasa de los fondos federales queda sin variación.
El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) hizo válidos los pronósticos de los mercados.

Recortó en 10 mil millones de dólares el monto de la compra de activos, mantuvo sin variación el rango de su tasa de referencia que está desde diciembre de 2008 entre cero y 0.25 por ciento, y confirmó mediante su frase clave que la institución esperará un “tiempo considerable” después de que termine la compra de activos (estímulos monetarios), para subir la tasa de interés.

Así, después del recorte por 10 mil millones los estímulos monetarios que se inyectarán a los mercados a partir de octubre mediante la compra de activos quedarán en 15 mil millones de dólares: 5 mil millones en bonos respaldados por hipotecas y 10 mil millones más en bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Tentativamente esta cifra será la definitiva y la que se recortará en la siguiente reunión de política monetaria, programada para el 29 de octubre.

En conferencia de prensa posterior al anuncio, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, manifestó que la recuperación es sostenida pero insuficiente, lo que se advierte en la tasa de desocupación, que está a la baja pero todavía refleja un alto grado de fuerza laboral ociosa.

Las bolsas de valores celebraron con un cierre sin precedente en el índice industrial Dow Jones, el número 16 del año en curso al concluir en 17 mil 156.85 puntos.

Hablan los futuros de la Fed
Las tasas de interés en Estados Unidos subirán sólo después del primer trimestre del año siguiente, al menos así lo indica el comportamiento de los futuros de las tasas de interés de los fondos federales.

De acuerdo con esos datos, los mercados esperan un periodo de al menos seis meses adicionales al término de la era de los estímulos monetarios con la tasa de los fondos federales en el rango actual de 0.25 por ciento como máximo y el cero absoluto como mínimo.

En las cotizaciones del mercado de futuros se registra un 62.7 por ciento de probabilidades para que el 29 de octubre de 2014 la tasa de referencia se mantenga sin variaciones en un rango de 0.0 a 0.25 por ciento.

La tendencia se sostiene más o menos igual en lo que resta del año.

Pero en la reunión de política monetaria del 29 de abril de 2015 hay un giro en las expectativas: existe un 35.10 por ciento de posibilidades de que la tasa se mantenga en el mismo rango, otro 43.4 por ciento de que se consolide únicamente en 0.25 por ciento, lo que en la práctica significaría un incremento, más un 18.2 por ciento de que la tasa suba a niveles de 0.50 por ciento, un incremento de un cuarto de punto porcentual considerando el límite máximo del rango actual fijado por la Fed y de medio punto porcentual si tomamos en cuenta el nivel mínimo del cero absoluto.

Política monetaria polarizada
La política monetaria de los principales bancos centrales se desenvuelve no solamente en carriles de diferente velocidad, sino en sentidos opuestos.

Lo anterior marca una diferencia con respecto a la sincronía que se presentó cuando fue necesario aplicar una política de apoyo a la actividad económica a raíz de la crisis global originada en el sector inmobiliario de Estados Unidos, cuyo punto más álgido se alcanzó a finales de 2008.

La Reserva Federal de Estados Unidos encabeza los bancos centrales que están en un ciclo bien definido de retiro de estímulos monetarios; el banco central del Reino Unido podría sumarse a principios de 2015.

En el otro extremo se encuentra el banco central de la segunda economía del mundo, China, que apenas pasado el fin de semana anunció que destinará el equivalente a 81 mil 300 millones de dólares a sus principales cinco bancos, con el propósito de estimular al crédito.

En la ruta de los bancos centrales que también mantienen e incluso podrían expandir sus apoyos, se encuentran el de la zona euro y el de Japón.