Mercados

La Fed hace caer la volatilidad en los mercados

La disminución de la volatilidad muestra hasta qué punto los mercados financieros anhelan la certeza después de un año que sorprendió con los triunfos de Trump y del Brexit.
Álvaro Montero
Fed

(Reuters)

Desde los operadores del mercado de títulos del Tesoro de Estados Unidos de 13.9 billones de dólares hasta los que negocian monedas en todo el mundo, crecen las señales de que hay poco que los pueda alterar en los próximos días.

Luego que Donald Trump pronunció su discurso ante una sesión conjunta del Congreso la semana pasada y funcionarios de la Reserva Federal, incluyendo al presidente de la Fed de Nueva York William Dudley, aumentaron las probabilidades de una subida de los tipos de interés este mes, las mediciones de volatilidad se ha desplomado. El índice Merrill Lynch Option Volatility Estimate, un indicador de las oscilaciones esperadas de los precios de la deuda de Estados Unidos, cayó el lunes al nivel más bajo desde octubre. Del mismo modo, el índice JPMorgan’s Global FX Volatility descendió al nivel más bajo desde la elección estadounidense.

La disminución de la volatilidad muestra hasta qué punto los mercados financieros anhelan la certeza después de un año que sorprendió con los triunfos de Trump y de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La probabilidad implícita de un alza de tasas en marzo está prácticamente asegurada, sin embargo, véalo usted: 98 por ciento, basado en el supuesto de que la tasa efectiva de los fondos federales se negociará en la mitad del nuevo rango objetivo del FOMC después del aumento, u 87 por ciento, usando la tasa actual efectiva del 0.66 por ciento y la tasa OIS anticipada para la reunión de marzo.

"El discurso de Trump la misma noche que Dudley fueron dos acontecimientos grandes rápidamente, y el mercado reevaluó drásticamente en un período corto de tiempo," dijo Thomas Roth, jefe de negociación del Tesoro de MUFG Securities Americas en Nueva York. "En realidad es sólo un juego de esperar y ver ahora. No hay ningún deseo real de que la gente tome nuevas posiciones aquí frente al número de empleo del viernes y la reunión de la Fed la próxima semana".