Mercados

inversionistas se
‘adelantan’ a un alza

La curva de tasas de interés en México se ha desplazado hacia arriba en el último mes, un movimiento que apunta también a un adelanto por parte del mercado al posible incremento de Banxico.
Esteban Rojas
Curva de rendimientos de Deuda soberana de México

Curva de rendimientos de Deuda soberana de México. Fuente: Bloomberg

La operación en el mercado secundario de deuda refuerza la posibilidad de que el Banco de México encarezca el costo del dinero en su reunión de mañana, programada para las 13:00 horas tiempo de la Ciudad de México.

En la segunda jornada de la semana, los rendimientos de corto plazo en la subasta primaria de valores gubernamentales alcanzaron máximos no vistos en más de siete años, situación que puede adelantar una política monetaria más restriccionista por parte de Banxico.

Los Cetes en los plazos de 91 y 182 días alcanzaron rendimientos de 4.79 y 4.98 por ciento, cifras no vistas desde finales de junio del 2009. Mientras en el horizonte de 28 días quedó en 4.41 por ciento, en un máximo desde el 31 de mayo del 2012.

Los rendimientos de los Cetes a plazo de 28, 91 y 182 días subieron 0.14, 0.29 y 0.24 puntos porcentuales en cada caso.

En tanto que el bono M a plazo de 20 años experimentó un incremento en su tasa de interés de 0.22 puntos, al quedar en 6.47 por ciento en la subasta primaria.

En las últimas semanas, los rendimientos de los Cetes se han incrementado en 0.78 puntos en promedio, lo que puede ser una señal de lo que están anticipando los participantes del mercado de deuda con respecto a la decisión que tomará el instituto central en su reunión de política monetaria.

Las curvas de rendimiento suben de nivel
La curva de tasas de interés en México se ha desplazado hacia arriba en el último mes, un movimiento que apunta también a un adelanto por parte del mercado a la posibilidad de que el instituto central puede aumentar el costo del dinero.

Los rendimientos en el mercado secundario de deuda se han incrementado en promedio 0.25 puntos, en lo último 30 días.

Los incrementos más fuertes se han dado en los instrumentos con un horizonte de tiempo hasta de un año, al haber subido en 0.40 puntos. Este tipo de plazo, tiende a reflejar más claramente las expectativas en torno a lo que se espera de la política monetaria del instituto central.
En tanto que los de un plazo superior a año, aumentaron en 0.23 puntos, reflejando menos presiones de alza.

En caso de que se confirme un aumento en la tasa de referencia del Banco de México, en su reunión de mañana, es posible que se vea un efecto combinado en la curva de rendimientos. Por un lado, subiendo las de corto plazo, mientras que las de un horizonte de tiempo mayor, podría disminuir. En otras palabras, se daría un fenómeno conocido como un aplanamiento de la curva de rendimientos.