Mercados

Flexibilización de Banxico lleva la TIIE a mínimos

El costo del dinero en México se encuentra en nivel histórico;
la tasa interbancaria a 28 días se ubicó en 3.296 por ciento. Empresas y consumidores deberán ser cautelosos ante la seducción de créditos baratos.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
08 julio 2014 5:0
[TIIE  alcanzó en todos sus plazo mínimos históricos./Bloomberg] 

[TIIE  alcanzó en todos sus plazo mínimos históricos./Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- La flexibilización de la política monetaria por parte del Banco de México ha mejorado las condiciones de financiamiento, no solamente para el gobierno, sino también se ha extendiendo a las empresas y a los consumidores del sector privado.

De acuerdo con información del Banxico, la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a plazo de 28 días se fijó en 3.296 por ciento en la jornada de ayer, con lo que descendió a un mínimo histórico. En tanto que a 91 días, se reportó también en un nivel sin precedente de 3.3035 por ciento.

De esta manera, se conforman condiciones para que los demandantes de crédito puedan tenerlo en condiciones no vistas en la historia del país. Esta situación, además, es de particular relevancia, dado que se espera que la liquidez y el costo del dinero sean más restriccioncitas en el ámbito internacional.

El gran reto del sistema financiero mexicano será poder sustituir parte de los flujos de financiamiento externo, por recursos internos en mejores condiciones. De tener éxito en esta política se podrán diluir, en parte, los efectos negativos del esperado cambio en los flujos de capitales provenientes del exterior.

FINALIDAD DE LA TIIE
Cabe recordar que la TIIE es utilizada por los bancos para determinar el costo de los préstamos, así también es requerida como referencia para determinar la tasa que pagarán los colocadores de papel en el mercado de deuda.
Desde el punto de vista de los consumidores, la TIIE sirve para fijar la tasa de interés que se les cobrará a las personas por la utilización de recursos vía las tarjetas de crédito.

Reactivación
Los actuales niveles de la TIIE son un importante catalizador que podría impulsar el crédito, lo que reactivaría el consumo y la inversión en nuestro país. Asimismo, representa una oportunidad sin igual para reestructurar créditos.

Un costo del dinero más barato y abundante, incentivará el fortalecimiento del mercado interno.

Un costo del dinero más barato y abundante, incentivará el fortalecimiento del mercado interno, lo que permitiría acelerar el ritmo de reactivación de la economía, al sumar al dinamismo observado en el sector externo.

Los niveles históricamente bajos de la TIIE posibilitará, entre otras cosas, reactivar la colocación de papel de deuda por parte de las empresas en el mercado, lo que debería inducir a la banca a revisar las tasas de interés a las que otorga créditos.

De no hacerlo así, podría resultar más barato para las empresas colocar papel de deuda en el mercado, que recurrir directamente a los recursos otorgados por la banca.

Desde otro ángulo, el abaratamiento del dinero, genera la posibilidad de poder restructurar deudas anteriores con tasas de interés más elevadas.

El momento actual es propicio para tomar financiamiento ligado a la TIIE a una tasa de interés fija, con lo que se amarraría tasas que quizá más adelante no se podrá tener acceso.

Las empresas y los consumidores deberán tener en cuenta el no caer en un sobreendeudamiento, que más adelante obligue a destinar una mayor cantidad de recursos a cubrir el servicio de la deuda, aumentando el riesgo de caer en cartera vencida. Bien utilizado el crédito es una potente palanca para el crecimiento económico.