Mercados

Extranjeros pierden apetito por deuda mexicana de corto plazo

En el reporte, el Banco de México señala que la tenencia total (corto y largo plazo) de deuda denominada en pesos por parte de extranjeros ascendió a 2.06 billones, lo que implicó una disminución de 3.79 por ciento en el primer trimestre.
Esteban Rojas
[El Banxico informó que los Cetes se mantuvieron en 3.55 por ciento / Bloomberg] 

[El Banxico informó que los Cetes se mantuvieron en 3.55 por ciento / Bloomberg]

Al cierre del primer trimestre de 2016, los capitales del exterior destinados a la adquisición de Cetes alcanzaron una cifra de 330 mil 426 millones de pesos, lo que implicó una caída de 26.9 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado, según cifras del Banco de México.

En términos absolutos, la reducción en las compras de los extranjeros en Cetes fue por 121 mil 353 millones de pesos en los tres primeros meses del año, equivalente a 7 mil 22 millones de dólares.

La disminución registrada en el indicador durante ese periodo forma parte de una tendencia de más largo plazo, pues de diciembre de 2014, cuando alcanzó un máximo histórico en 671 mil 650 millones de pesos, a la fecha, ha tenido una reducción de 50 por ciento.

Los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) son instrumentos utilizados por el Gobierno Federal para captar recursos del público destinados financiar parte de sus actividades. Los Cetes tienen un horizonte máximo de vencimiento hasta un año, por lo que son considerados de corto plazo.

El reacomodo en el portafolio de los inversionistas extranjeros en papel emitido en moneda nacional por el Gobierno Federal podría extenderse lo que resta del año, lo que generaría altibajos en tasas de interés e incluso en el tipo de cambio del peso con el dólar, de acuerdo con analistas.

“Creemos que el sesgo de alza en tasas seguirá reflejándose en los Cetes a subastarse mañana (hoy). El mercado continúa descontando un alza acumulada de alrededor de 50 puntos base el resto del año, incluso y con una probabilidad más baja de alza de tasas del Fed tras la última reunión y comentarios de Yellen”, comentaron analistas de Banorte-Ixe.

Sobre el tipo de cambio, también podrían verse efectos de esta tendencia.

“Siempre existe el riesgo de una depreciación potencial de la moneda cuando esto sucede”, comentó Chris Bennett, analista senior de S&P Dow Jones Indices.

Ayer, la Secretaría de Hacienda informó que 167 mil millones de pesos que el Banco de México entregará al Gobierno serán utilizados para para disminuir el monto en circulación de la deuda del Gobierno Federal y para disminuir el ritmo de su colocación en lo que resta del 2016, lo que podría quitar presión a las tasas de estos instrumentos.

APUESTAN AL LARGO PLAZO

El menor “apetito” de los extranjeros por Cetes ocurre bajo un contexto de pérdida de competitividad de su rendimiento frente al reportado por los instrumentos de más largo plazo como los bonos.

En el primer trimestre de 2016, los Cetes promediaron un rendimiento de 0.75 por ciento, muy por debajo de 2.31 por ciento de la deuda gubernamental de largo plazo.

Ante ese escenario, la tenencia de extranjeros en bonos M creció 2.26 por ciento durante el primer trimestre, para llegar a una cifra de 1.6 billones de pesos, de acuerdo con datos del banco central.

El mayor atractivo de los instrumentos de largo plazo se debe a factores relacionados con la aplicación de una política más flexible por parte de los bancos centrales.

“Esperamos una demanda de buena a moderada para el instrumento de 20 años”, comentaron los especialistas de Banorte-Ixe.