Mercados

Empresas meten freno a deuda externa por dólar

Las emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores han optado por financiarse en el país y ponerle un freno al endeudamiento del exterior.
Esteban Rojas
En noviembre, el dólar superó los 20 pesos. (Bloomberg)

En noviembre, el dólar superó los 20 pesos. (Bloomberg)

Las empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores han modificado sus fuentes de financiamiento para pasar del ámbito internacional al nacional, con el propósito de eliminar o disminuir el riesgo cambiario, además de intentar eludir las mayores tasas de interés, según revelan datos publicados por el Banco de México.

Al cierre de 2016, el saldo de la deuda externa de las empresas no financieras listadas en la Bolsa Mexicana de Valores alcanzó un monto de 119 mil 061 millones de dólares, cifra que representa una disminución de 0.36 por ciento a tasa anual. Este es el primer retroceso desde 2009, según cifras del banco central.

En contraste, el crédito vigente otorgado por los bancos locales a las empresas del sector privado creció en términos reales, es decir, una vez descontado el efecto de la inflación, en 14.6 por ciento en 2016, con base en datos reportados por Banxico.

El mayor dinamismo observado en el financiamiento interno con respecto al externo se registró de manera notoria desde mediados de 2014, cuando dio inicio la crisis del petróleo y las consecuentes presiones alcistas sobre el tipo de cambio del peso con el dólar. En 2015, la deuda en el extranjero de las empresas en la BMV creció apenas un 0.15 por ciento.

El comportamiento registrado en los últimos dos años por el endeudamiento externo contrasta con el fuerte aumento reportado en el lapso comprendido entre 2010 y 2014, cuando se expandió a una tasa promedio anual de 15.16 por ciento.

La postura más cautelosa de las empresas para endeudarse en el extranjero también ha obedecido a un menor crecimiento económico en México, además de la fuerte disponibilidad de recursos internos, provenientes de la banca radicada en México.

La expectativa en que la Reserva Federal de Estados Unidos acelere su proceso de normalización de política monetaria también ha sido un factor que detiene a las empresas a contraer deuda en moneda extranjera.

La Fed ha llevado a cabo dos aumentos en su tasa de referencia, una en 2015 y otra en 2016, de 25 puntos base cada una. Sin embargo, en este año, es probable que se puedan llevar a cabo entre dos y tres incrementos en el costo del dinero.

LA DEUDA EN EL EXTERIOR

El financiamiento externo de las empresas proveniente de la banca ascendió a 42 mil 580 millones de dólares en 2016, lo que representó un aumento de 3.70 por ciento a tasa anual.

En contraste, la captación de recursos por colocación de valores fue por 76 mil 481 millones de dólares, lo que marcó una reducción de 2.48 por ciento.

La cautela del sector privado en México es opuesta al comportamiento del sector público en este rubro, pues el año pasado se endeudó en el exterior a niveles que no se habían visto en 21 años.

El endeudamiento del gobierno, tanto por créditos como por colocación de valores, totalizó 20 mil 311 millones de dólares en el año pasado, una cifra que no se veía desde 1995, según datos del Banco de México.