Mercados

Empresas de BMV desaceleran préstamos y colocaciones en dólares

A medida que se modifiquen las condiciones en los mercados internacionales, las empresas mexicanas sustituirían el financiamiento externo por el interno.
Esteban Rojas
El peso alcanza los 16.69 por dólar. (Bloomberg)

El peso alcanza los 16.69 por dólar. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La deuda externa de las empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores, compuesta por créditos y colocaciones en el extranjero, experimentó un crecimiento anual de 3.6 por ciento en términos de dólares en el tercer trimestre del año, su menor ritmo desde el observado en los primeros meses de 2010, de acuerdo cifras publicadas por el Banco de México.

El flujo de recursos del exterior destinado al financiamiento de las empresas comenzó a desacelerarse a partir del segundo trimestre de 2014, cuando experimentó una tasa de expansión anual del 28.9 por ciento.

Valores de deuda y crédito bancario
La pérdida de dinamismo en los flujos del financiamiento exterior se ha acompañado con cambios estructurales en su composición.

La entrada de dólares a las empresas mediante la colocación de valores en el mercado internacional prácticamente se estancaron, pues tuvieron un incremento de apenas 0.9 por ciento anual, al ascender a 73 mil 644 millones de dólares al cierre del pasado septiembre.

En tanto, los créditos externos otorgados por la banca internacional muestran un mejor desempeño al crecer 8.3 por ciento durante el tercer trimestre del año, mejor que el 4.4 anterior, aunque muy por debajo del 19.5 por ciento registrado en igual periodo del 2014.

Después de 2009, el apetito de las empresas al financiamiento del exterior creció ante su bajo costo y el aumento en la liquidez, producto de los apoyos monetarios otorgados por los principales bancos centrales en el mundo.

Las facilidades ofrecidas dieron como resultado también un cambio en la composición. A finales del 2009, el crédito de la banca internacional a las empresas en México representaba casi el 70 por ciento y el restante a la colocación de valores.

En la actualidad la mezcla se ha invertido: la banca internacional ahora representa el 37.4 y la colocación de valores el 62.6 por ciento.

Financiamiento externo contra interno

El saldo del financiamiento total de las empresas en México ascendió a 7.2 billones de pesos al cierre del pasado septiembre. De este total, el 27.7 por ciento corresponde al externo y el 72.3 al proveniente del mercado interno.

En términos de pesos, el financiamiento externo presenta una tasa de crecimiento anual del 30.3 por ciento, debido al incremento del tipo de cambio, lo que implica una mayor cantidad de pesos por cada dólar recibido.

En tanto, el financiamiento interno registró un aumento en septiembre de 13.7 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, el mayor desde finales de 2011.

Ante los actuales niveles de endeudamiento externo, el Banco de México advirtió en su reporte anual del sistema financiero los efectos de una depreciación mayor de la moneda mexicana.

“Una depreciación adicional del peso podría tener efectos sobre la posición financiera de las empresas que aumentaron en mayor medida su endeudamiento en moneda extranjera”, señala en informe.
“A fin de mitigar los riesgos (…) algunas empresas han tomado medidas y adoptado estrategias para reducir sus niveles de apalancamiento.

Sobresalen entre ellas, el intercambio de deuda por acciones, el refinanciamiento de deudas en dólares (ya sea mediante pasivos en pesos o extendiendo el plazo de vencimiento), la venta de activos en el extranjero, la recompra de emisiones en esa moneda y la postergación de los planes de inversión que impliquen la erogación de recursos en dólares”.

El instituto central estimó que a medida en que se “deterioren” las condiciones en los mercados financieros internacionales, las empresas sustituirán el financiamiento externo por el interno.