Mercados

Ecuador, toma el Gobierno los fondos
de pensiones

En un largo proceso judicial y legislativo iniciado el año pasado, el gobierno ecuatoriano prácticamente ha tomado la administración de los fondos de pensiones privados.
Antonio Sandoval
Antonio Sandoval
22 mayo 2015 5:10
Ahorro retiro

(Sabina Iglesias)

La idea, dice el gobierno, es mejorar las prestaciones y el rendimento a los participantes de dichos fondos; es decir, los trabajadores ecuatorianos.

Así, el gobierno ha tomado alrededor de 60 fondos privados por un equivalente ligeramente superior a los mil millones de dólares.
Algunos fondos de pensiones no tienen la liquidez que se consigna, debido a que se realizaron inversiones con esos recursos, especialmente en los sectores inmobiliarios, por lo que es difícil hacerlos líquidos de inmediato.

El salto para atrás

En la práctica, el fondo de pensiones ecuatoriano ha pasado de ser uno muy parecido al de cuentas individuales vigente en México, a uno de reparto.

Todavía no está muy claro el esquema mediante el cual los ecuatorianos se pensionarán a partir de estos días, lo que sí queda claro es que los ahorros de muchos ciudadanos ya fueron a parar al Banco del Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social (BIESS).

La operación de los fondos de pensión bajo la batuta estatal estará regulada por el Código Orgánico Monetario y Financiero, aprobado hace ocho meses por la asamblea nacional del país.

Sin embargo, el sistema pensionario ha pasado a formar parte del esquema gubernamental, queda bajo la administración paternalista.
No hay claridad respecto a la forma en que con la administración del gobierno, los fondos de pensiones darán más y mejores rendimientos a los dueños del dinero, los trabajadores.

El salto hacia atrás es riesgoso siempre, a pesar de que el proceso para que los recursos pasaran a manos del gobierno fue largo, y cuenta con varios candados que teóricamente impediran malos manejos.

El mundo al revés

Europa completa se vio inmersa hace cinco años en una grave crisis de deuda de la que aún no sale.

Una de las causas principales, o quizás la más importante, fue precisamente el diseño de sus sistemas pensionarios, muy parecidos a los de reparto, con altísimos costos para los gobiernos ,mismos que los llevaron a la quiebra.

La administración de los fondos de pensiones ha mostrado en el mundo que los esquemas de reparto tienen muchos problemas debido a factores monetarios y demográficos.
¿Tendrá éxito Ecuador?, ojalá