Mercados

Deuda mexicana, el otro termómetro electoral

El spread entre los bonos mexicanos y los del Tesoro de Estados Unidos ‘roza’ máximos de 2016. El catalizador de esta brecha es el repunte en las preferencias de Donald Trump.
Esteban Rojas
Hillary Clinton y Donald Trump

(Reuters)

Además del tipo de cambio del peso frente al dólar, el ‘premio’ o prima de riesgo otorgado por la deuda mexicana de largo plazo, respecto a sus similares en Estados Unidos, ha funcionado como un medidor de la carrera electoral rumbo a la Casa Blanca.

El diferencial de tasas entre México y Estados Unidos se ubicó ayer cerca de sus máximos de 2016, al reportarse en 480, 476, 452 y 424 puntos base en los bonos denominados en pesos con un horizonte de 2, 5, 10 y 30 años, en cada caso, de acuerdo con información de Bloomberg.

El premio exigido por el mercado por invertir en instrumentos de deuda denominada en pesos ha crecido en las últimas semanas, de la mano del avance en las preferencias electorales a favor de Donald Trump.

“El sentimiento de los participantes del mercado reflejó ayer mayor estrés ante la cercanía de la elección norteamericana, en un contexto de variedad de encuestas mostrando un cierre cada vez más ajustado”, explicó Alejandro Padilla, director de estrategia de renta fija y tipo de cambio para Banorte-Ixe.

El especialista había advirtió al inicio de la semana que las primas de riesgo podrían permanecer elevadas, ante la incertidumbre por las elecciones y las decisiones de bancos centrales.

Desde mediados de octubre, fecha en que empezó a subir de nueva cuenta Trump en la intención de voto, se observó una ampliación en el diferencial entre el rendimiento de los bonos en México denominados en pesos con sus equivalentes en Estados Unidos.

TASAS DE INTERÉS Y PESO, LAS VARIABLES DE AJUSTE
La incertidumbre sobre las elecciones en Estados Unidos se ha repartido equitativamente entre el tipo de cambio y las tasas de interés sólo en el último mes.

En lo interno, el alza en las tasas se debe a la posibilidad de que un precio del dólar más alto redunde en una aceleración en la inflación.

Un plan de contingencia, como el que el Gobernador del Banco de México aseguró tener, podría incluir un movimiento al alza en la tasa de referencia, así como ventas de dólares, en un caso extremo.

“Las políticas monetarias y de divisas son muy sensibles a los resultados de la elección”, explicó Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch. “Nuestro escenario base es que el banco central seguirá aumentando las tasas junto con la Reserva Federal de Estados Unidos, en la misma magnitud, y que no habrá intervención en el mercado de divisas”.

DIFERENTES FUNDAMENTALES
Los diferenciales de tasas que pago México en el bono referencial a 10 años comparado con su similar de Estados Unidos es de 452 puntos base, mayor al de Chile y Perú, los cuales se ubican en 240 y 387 puntos, respectivamente.

Por otro lado, son menores a los de Colombia, Brasil, Argentina y Venezuela.