Mercados

Crece adicción al financiamiento
externo en la BMV

La emisión de bonos de empresas listadas en la BMV alcanzó el 62 por ciento del financiamiento total, mientras que 38 por ciento fue para el crédito bancario.
Esteban Rojas
dólares

Dólares (Bloomberg)

La deuda externa de las empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores alcanzó una cifra sin precedente de 123 mil 263 millones de dólares al cierre del primer trimestre del año, tras un crecimiento anual de 8.31 por ciento, de acuerdo con la última información publicada por el Banco de México.

Esta tasa de crecimiento es la más alta desde finales de 2014 y ocurre bajo un contexto de inyecciones de liquidez y bajas tasas de interés a nivel internacional.

Del primer trimestre de 2015 a la actualidad, el ritmo de endeudamiento de las empresas con el exterior se aceleró en consonancia con la expectativa de un aplazamiento en el incremento de la tasa de referencia de la Reserva Federal (Fed).

En la actualidad, la operación de los fondos federales en el mercado de derivados no contempla un alza en el costo del dinero por parte de la Fed, por lo menos, hasta septiembre de 2017.

La adicción de las empresas en México al endeudamiento exterior ha crecido a un ritmo acelerado, pues en poco más de cinco años su nivel se duplicó.

EFECTOS CAMBIARIOS

A pesar de obtener liquidez a bajo costo en el mercado internacional, las empresas mexicanas cotizadas en la Bolsa Mexicana de Valores han incrementado su vulnerabilidad a perturbaciones alcistas en el tipo de cambio, que podrían dificultar el cumplimiento de sus compromisos financieros.

En el primer trimestre de este año, la erogación de las empresas para cumplir con el pago de intereses de su deuda externa ascendió a 3 mil 158 millones de dólares, mientras que hace cinco años era inferior a los 2 mil millones.

Las empresas que pueden ser más afectadas por un mayor tipo de cambio son aquellas que no generan dólares en su operación y que los compran en el mercado.

En contraste, las empresas beneficiadas son aquellas que, entre sus ventas, tienen un alto componente de exportaciones.

¿CRÉDITOS O EMISIÓN DE BONOS?

El mayor financiamiento externo ha sido acompañado de cambios en su composición.

La colocación internacional de valores subió 6.71 por ciento anual y ascendió a 76 mil 714 millones de dólares al cierre del primer trimestre.
Sin embargo, los créditos externos otorgados por la banca internacional muestran un mejor desempeño, al crecer 11.07 por ciento durante en los primeros tres meses de este año, para lograr un saldo de 46 mil 549 millones de dólares.

A finales del 2009, el crédito de la banca internacional a las empresas en México representaba casi el 70 por ciento y el restante a la colocación de valores.

En la actualidad la mezcla se ha invertido: la banca internacional solamente representa el 37.76 y la colocación de valores el 62.24 por ciento.

Las bajas tasas de interés en los mercados internacionales, podrían seguir siendo un “anzuelo” para que las empresas recurran al endeudamiento externo, aunque éste podría ser frenado ante la depreciación del peso.