Mercados

Con la atención en Trump, peso ‘ignora’
bala de Banxico

La moneda mexicana podría apreciarse un 10 por ciento en caso de que Clinton gane la presidencia, aseguran analistas de Goldman Sachs.
Abraham González
Abraham González | Clara Zepeda
30 septiembre 2016 8:33
peso-grito

(Especial)

El incremento de 50 puntos base en la tasa objetivo del Banco de México tuvo un efecto limitado en el tipo de cambio, debido a que la atención de los inversionistas está puesta, en mayor medida, en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, afirman analistas.
Al cierre oficial, establecido a las 13:30 horas, el tipo de cambio registró una marginal ganancia de 0.05 por ciento, según los datos del Banco de México.

Sin embargo, al cierre del mercado internacional, establecido a las 16:00 horas, mostró una depreciación de 0.73 por ciento, para ubicarse en 19.5213 unidades, de acuerdo con información de Bloomberg.

“No iba a incidir mucho si Banxico subía o no su tasa objetivo, porque el peso por ahora está operando en función de las encuestas de Estados Unidos”, aseguró a EL FINANCIERO Benito Berber, estratega de divisas de Nomura Securities con base en Nueva York.

En ventanilla bancaria, el peso mexicano tampoco tuvo una respuesta favorable al anuncio del banco central, pues finalizó la sesión en un nivel de 19.83 unidades, por arriba del 19.68 registrado un día antes, según cifras de Banamex.

“Estaba en parte descontado (el incremento), pero también tiene que ver con el hecho de que 50 puntos base, ajustados por el nivel de volatilidad, no hacen una diferencia sustancial en relación al uso del peso como proxy de las elecciones”, advirtió en entrevista Andrés Jaime, estratega de divisas y tasas para Barclays.

Sobre el comportamiento futuro del tipo de cambio, Mark Ozerov y Kamakshya Trivedi, analistas de Goldman Sachs en Londres, adviritieron en una nota que la moneda mexicana caería entre 15 y 20 por ciento si Trump gana las elecciones. En contraste, esperan que el peso mexicano se aprecie 10 por ciento si la candidata demócrata resulta triunfadora.

LAS OPCIONES DEL BANCO CENTRAL
Además del aumento de tasa anunciado ayer, Banxico podría tener alguna otra intervención si el tipo de cambio presiona a la inflación en los siguientes meses, advirtieron especialistas.

Para Berber, un aumento de tasas fuera de calendario o ventas de dólares no serían descartables en un escenario en el que Trump gane terreno. No obstante, el escenario base de diversos grupos financieros es que Clinton se imponga en los comicios.

“Nuestro escenario base es que Hillary Clinton gane las elecciones en Estados Unidos y el peso mexicano podría cerrar el 2016 en 17.5 por dólar, lo cual le quitaría presión al Banco de México”, aseguró Alexander Müller, economista jefe para México y Perú de Itaú BBA.

Añadió que el spread con Estados Unidos es otro factor importante en la función de reacción de Banxico. “Si bien esperamos un peso más fuerte, sí creemos que la Fed subirá la tasa en diciembre y, por ende, Banxico realizará un ajuste en la misma magnitud”.

En tanto, Enrique Covarrubias, director de Estrategia de Renta Fija y Economía de Actinver, afirmó que la probabilidad de que Donald Trump gane son menores y eso por si solo ayudaría al peso y a reducir la presión a la inflación.

“Tres cuartas partves de la dinámica que había seguido el tipo de cambio en los últimos tres meses, por las elecciones, los precios del petróleo y la volatilidad en mercados emergentes, incluyendo a México vía tipo de cambio, no eran factores que pudieran ser impactados por política monetaria”, afirmó Covarrubias. “(El peso) no está reaccionando de manera inmediata a los cambios monetarios”.