Mercados

Comité de la Fed está dividido para reducir el balance

En su última reunión, la Reserva Federal anunció que comenzará a liquidar la cartera de 4.5 mmd en bonos que compró como parte del programa de estímulos monetarios; sin embargo, el riesgo que esto implicará una mayor restricción monetaria.
Clara Zepeda
FOMC (Tomada de federalreserve.gov)

FOMC (Tomada de federalreserve.gov)

Ante un comité dividido al interior de la Reserva Federal (Fed), no se lograron acuerdos sobre el momento en el que el banco central estadounidense comenzará a reducir su abultada hoja de balance, según revelaron las minutas de su última reunión de política monetaria.

"Varios miembros prefirieron anunciar el inicio del proceso dentro de un par de meses", se lee en las minutas de la reunión realizada el 13 y 14 de junio. "Otros enfatizaron que el aplazamiento de la decisión hasta más adelante en el año permitiría tiempo adicional para evaluar las perspectivas de la actividad económica y la inflación".

Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex, explicó que la preocupación del mercado radica en que reducir el balance es otra manera de restringir la política monetaria, pues esto generaría un incremento de las tasas de interés y, por ende, el aumento de deuda para las compañías y gobiernos que mantengan pasivos en dólares.

Philippe Waechter, economista en jefe de Natixis Asset Management, filial de Natixis Global Asset Management, prevé que la reducción de la hoja de balance de la Fed podría anunciarse para septiembre e implementarse en noviembre, en tanto que un aumento de tasas se daría en diciembre si la inflación es baja.

En la última reunión, los funcionarios de la Fed actualizaron su política de balance en la reunión, estableciendo reducciones graduales con límites máximos.

El banco central aseguró que quiere comenzar a liquidar su cartera de bonos de 4.5 billones de dólares sin afectar las tasas de interés a más largo plazo, al mismo tiempo que aumentaría gradualmente su tasa de referencia.

En la reunión del mes pasado, los miembros del banco central estadounidense subieron la tasa de interés por segunda vez este año a un rango de 1.0 a 1.25 por ciento, al mismo tiempo que describieron la política monetaria como "acomodaticia" en su declaración.

“mercados"


‘PREOCUPA’ A LA FED LA BAJA VOLATILIDAD

¿Se pregunta por qué tres funcionarios de la Reserva Federal se movieron la semana pasada para hacer pronunciamientos públicos sobre el aumento de los precios de los activos?

Según analistas, esto podría deberse al potencial que existe sobre una "acumulación de riesgo para la estabilidad financiera".

Al menos, esa es una forma de leer las minutas de la Fed, en la que algunos participantes también expresaron su preocupación por la "volatilidad moderada del mercado" y las valuaciones más altas.

Aunque otros miembros dijeron que el aumento en los activos simplemente refleja más tolerancia al riesgo, la preocupación está tomando un poco más de forma.

"Estamos viendo esta acumulación de discusiones sobre las valuaciones de los activos", dijo Stewart Warther, un analista de acciones y derivados de BNP Paribas. "Hay un mayor enfoque en la preservación de la estabilidad financiera a través de restringir los excesos en los mercados y cuidar las declaraciones".

En la mayoría de las métricas, los mercados están “tranquilos” y los precios elevados.

El índice VIX de volatilidad promedió 10.5 puntos en junio, casi la mitad de su promedio histórico. En tanto, el índice S&P 500 tocó un récord el 19 de junio, que representó una ganancia anualizada de 19 por ciento desde que se tocó un mínimo en 2009.