Mercados

Ciclo alcista de la Fed,
el más lento en 22 años

Tras un incremento a su tasa de referencia en diciembre, el banco central liga ahora cinco reuniones en las que las ha mantenido intactas y la probabilidad de un aumento se ve hasta 2017, conforme a las negociaciones de los Fondos Federales.
Esteban Rojas
Fed

(Reuters)

Con la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de dejar a su tasa de referencia inmóvil en el rango de 0.25 a 0.50 por ciento se acumularon ya cinco juntas consecutivas del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) sin modificación en su política monetaria.

Desde 1976 a la fecha se han observado 8 ciclos de alza, sin embargo, en ninguno de ellos se había registrado un tiempo tan prolongado entre un aumento y otro en el costo del dinero. La última vez que la Fed elevó en un cuarto de punto a la tasa de fondos federales fue el 16 de diciembre de 2015.

El compás de espera de la Fed se vio alentado desde principios de año por el bache en que cayó el crecimiento de la economía norteamericana, lo que se replicó a nivel internacional.

La pérdida de dinamismo en económicas clave como la de Europa, China y Japón llevaron a en algunos casos a sus bancos centrales a tener que aplicar nuevos estímulos monetarios. Este comportamiento también le ayudó a la Fed para aplicar una política gradualista.

No obstante, en el comunicado de la Fed publicado ayer se dejó abierta la puerta para acortar el tiempo para un nuevo apretón al costo del dinero.

“El comunicado del FOMC registró un pequeño ajuste en el lenguaje en cuanto a la evaluación de la economía, como era ampliamente esperado”, dijo Derek Holt, economista de Scotiabank.

“La sorpresa fue la inserción de la frase: ‘los riesgos a corto plazo para las perspectivas económicas han disminuido’. Este es un comentario hawkish, es decir, uno podría pensar que los riesgos del Brexit han aumentado, sin embargo la Fed piensa lo contrario”.

En su diagnóstico, la Fed destacó un mejor comportamiento en el mercado laboral, además de la vuelta de la economía a la senda de la recuperación.

Bajo este contexto, la decisión de la Fed no fue unánime, lo cual evidencia una cierta división en cuanto a los próximos pasos a seguir. La presidenta de la Fed Kansas, Esther L. George se manifestó por un incremento en la tasa de referencia.

A pesar del optimismo, los demás integrantes del FOMC prefirieron esperar hasta no contar con mejores argumentos para volver a actuar.

PORTAFOLIOS, CON LA MIRA HASTA 2017

Después de la reunión de política monetaria de la Fed, algunos participantes de los mercados se formaron la expectativa de una posible modificación en la política monetaria tan pronto como el próximo septiembre.

Sin embargo, algunos otros indicadores parecen apuntar a que la espera puede ser mayor.

De acuerdo al comportamiento del mercado de futuros de fondos federales, la posibilidad de un nuevo aumento en el costo del dinero apunta hasta marzo de 2017.

Por otra parte, algunos analistas creen que diciembre es un momento ideal.

“Creemos que diciembre es una ventana ideal para la Fed si quiere desahogar incrementos en tasas, no tanto por un tema de evolución de la economía, sino por razones de estabilidad financiera”, comentó Joel Virgen, subdirector de análisis económico en Banamex-Citi.

“Quedarían atrás las elecciones en Estados Unidos y varios focos de incertidumbre que tenemos durante el verano y principios del otoño”.