Mercados

Borra Obama las huellas de una profunda crisis 

A inicios de 2009, Barack Obama recibió un país en medio de una crisis originada en las entrañas de Wall Street, que provocó la peor catástrofe financiera en 80 años. Ocho años después, abandona la Casa Blanca con el dólar en su mejor nivel en casi tres lustros.
Abraham González
Abraham González
20 enero 2017 5:0
Obama y Trump

Obama y Trump

Cuando Barack Obama llegó a la Casa Blanca, la crisis encaminaba a la economía de Estados Unidos a su mayor caída en más de seis décadas, al mismo tiempo que se perdían empleos de forma masiva en todo el país. Ocho años después, Obama se va con un mercado financiero cerca de máximos históricos y una tasa de desempleo inusualmente baja.

A pesar de sus logros, cifras como la mayor relación deuda/PIB o el lento crecimiento económico son elementos que darán material para la discusión sobre el mandato del primer presidente afroamericano de Estados Unidos.

graficas web_obama_trump_01

Su determinación para llevar de vuelta a la economía al crecimiento lo llevó a proponer durante el primer mes de su mandato un plan de estímulos fiscales por 787 mil millones de dólares, el cual fue aprobado por el Congreso. El apoyo funcionó y seis meses después la economía norteamericana mostró signos de recuperación.

En el mercado laboral todavía persiste uno de sus mayores logros: crear empleos durante 75 meses consecutivos.

La agenda regulatoria también jugó un papel importante durante su mandato, aunque polémico, al mantener al sector salud, al financiero y al energético como los principales focos.

graficas web_obama_trump_02” title=“graficas web_obama_trump_02” /></div>
<p id=Durante su gestión, más personas tuvieron acceso al sistema de salud, aunque los costos se incrementaron. En la banca, estableció nuevas reglas de capital que le permitió tener una mejor salud, pero el costo de ello fue menor capacidad de las instituciones para otorgar crédito, principalmente a pequeños negocios y entidades con baja calificación crediticia.

Sobre energía, hubo algunos esfuerzos para reducir las emisiones de carbono que repercutieron en las industria tradicionales, como la del carbón.

Desde las elecciones intermedias de 2010, cuando el Partido Republicano tomó el control de ambas cámaras del Congreso, Obama enfrentó algunos obstáculos en cuanto a su política fiscal y particularmente sobre el techo de endeudamiento, lo que provocó el “cierre” del gobierno durante algunas semanas en 2013 e incluso llevó a la calificadora Standard & Poor’s a arrebatar a Estados Unidos la máxima calificación crediticia.
graficas web_obama_trump_03” title=“graficas web_obama_trump_03” /></div>
<p id=Obama respondió con recortes al presupuesto gubernamental, pero poco hizo por disminuir la deuda, que en 2016 alcanza casi un 75 por ciento del PIB y se prevé que siga creciendo.

Al concluir su mandato, Obama deja algunos temas inconclusos en materia económica y financiera.

Destacan los pendientes fiscales y la reestructuración del sistema hipotecario de Estados Unidos. Además, la tasa de desempleo bajó, pero también la tasa de participación, es decir, hay menos personas que tienen o buscan un empleo. Esta es una de las preocupaciones, entre muchas otras, que también le será heredada a Trump.
graficas web_obama_trump_04” title=“graficas web_obama_trump_04” /></div>
<p id=
FOCOS

Fortaleza
Durante su mandato, se crearon empleos en el país durante 75 meses consecutivos, una racha que no se había registrado en ese país.

Debilidad
La deuda del gobierno de EU creció de forma acelerada durante su mandato y la previsión es que siga al alza.El año clave.
El plan de estímulos implementado por Obama en 2009 sacó al país de la recesión en menos de medio año.