Mercados

Bonos del Tesoro muestran que la reforma fiscal de Trump está diluida

La tasa de los TB10 no mostrará drásticos movimientos, ya que, conforme a especialistas, estos no serán afectados por actividad en el crecimiento económico o en la inflación estadounidense.
Clara Zepeda
Departamento del Tesoro

[La decisión del BCE de recortar su principal tasa de interés redujo el rendimiento de los bonos del gobierno de EU. / Bloomberg]

La tasa de los bonos soberanos a 10 años de Estados Unidos (TB10), referencia en las operaciones de todo el mundo, se están ajustando a las expectativas de una reforma fiscal estadounidense ‘diluida’, de baja inflación y elevada liquidez.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a diez años alcanzó niveles de 2.13 por ciento. El 9 de noviembre de 2016, un día después de la elección presidencial, la tasa de interés referida cayó hasta 2.06 por ciento.

Es decir, que, al cierre de la semana pasada, la tasa TB10 se encuentra apenas unos cuantos puntos arriba de este nivel, ello pese a que en diciembre de 2016, en marzo pasado y ahora en junio la Reserva Federal (Fed) subió su tasa en 25 puntos base en cada ocasión.

Ahora que los mercados de valores apuntan a que el crecimiento y la inflación estarán garantizados durante la presidencia de Donald Trump, y que la Fed se ha comprometido a aumentar las tasas, algunos expertos en deuda están convencidos de que el mercado alcista ha llegado a su fin hasta el momento.

Rafael Camarena, analista económico de Santander, precisó que, ante la ausencia de presiones inflacionarias, en el entorno global permanece una elevada liquidez “promovida” por las políticas monetarias acomodaticias de los bancos centrales de las principales economías desarrolladas (Japón, Reino Unido y Europa).

Pero en la parte de noticias de Estados Unidos, la “expectativa” sobre la eventual implementación de una reforma fiscal ambiciosa y de un amplio programa de inversión en infraestructura, parece haberse “diluido”.

Las tasas de interés en Estados Unidos se mantienen bajas y la expectativa de que esta tendencia se mantenga por más tiempo sigue vigente en el ánimo de los inversionistas, dijo Camarena.


Mariana Ramírez, analista económico de Ve por Más, detalló que la demanda por bonos del tesoro estadounidense podría estar ligada a la interpretación de la reciente desaceleración en el nivel de precios por parte de los miembros de la Fed con apariciones en días recientes.

De esta manera, los analistas coincidieron en que en tanto no se presenten avances en los programas de reforma fiscal y el plan de infraestructura, así como mayor evidencia sobre el eventual “regreso” de la inflación al nivel deseado, no parece que existan mayores elementos para esperar un repunte significativo en las tasas de interés de los bonos del Tesoro.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, explicó que las tasas de los bonos tocaron ayer un mínimo de 2.12 por ciento, ante el incremento en la demanda por instrumentos libres de riesgo.