Mercados

Banxico bajaría su tasa en el tercer trimestre... de 2018

En la última encuesta de especialistas del sector privado, las expectativas apuntan a que Banxico comenzará su ciclo de baja de su política monetaria hasta el segundo semestre de 2018, al tiempo de un cambio de tendencia de la inflación.
Esteban Rojas
¿Cuáles son las opciones de Banxico?

¿Cuáles son las opciones de Banxico?

Las estimaciones de especialistas nacionales y extranjeros apuntan a que el Banco de México (Banxico) empezará a disminuir su tasa de referencia a partir del tercer trimestre, pero de 2018.

De acuerdo con el resultado de la última encuesta levantada entre especialistas del sector privado nacional e internacional por parte del Banxico, la tasa interbancaria a un día bajaría a 6.78 por ciento en el tercer trimestre del próximo año, desde el actual siete por ciento.

En tanto, hacia finales de 2018, la tasa fijada por Banxico quedaría en 6.56 por ciento, para dirigirse después a 6.24 por ciento, al cierre del segundo trimestre de 2019.

La tasa de referencia fijada por el Banco de México acumula un alza de 400 puntos base desde diciembre de 2015 a la fecha. Con este comportamiento, se ha ubicado como el banco central con la política monetaria más restrictiva en el mundo.

tecnologia


Bajo ese contexto, el diferencial entre la tasa de Banxico y la equivalente fijada por la Reserva Federal de Estados Unidos se encuentra entre 575 y 600 puntos base, la mayor desde marzo de 2009.

Aunque la mayoría de los analistas coinciden en que el banco central mexicano reducirá su tasa hasta el siguiente año, existen diferencias en el momento exacto en que lo haría.

“Dado que esperamos que la inflación caiga fuertemente en la primera mitad de 2018, vemos margen para que el banco central comience a reducir las tasas antes de la elección presidencial de julio de 2018, reduciendo 125 puntos base total el siguiente año”, previó Rafael de la Fuente, economista en jefe para México de UBS.

Por otra parte, para Alberto Ramos, de Goldman Sachs, sería hasta finales del siguiente año cuando el banco reduzca el costo del dinero debido a que la Fed subiría su tasa al menos cuatro veces el siguiente año.

PRESIÓN DENTRO Y FUERA

El actual nivel de la tasa de referencia tardará varios meses en iniciar un ciclo de baja, debido a factores externo e internos, aseguraron los analistas.

Entre los externos, destaca la incertidumbre sobre los efectos que tendrá el inicio de la reducción de la hoja de balance de la Reserva Federal (Fed), lo cual puede darse antes de que finalice el presente año.

Una baja en la tenencia de bonos de la Fed puede presionar al alza las tasas de interés en el mercado de deuda, como respuesta al retiro de liquidez.

En tanto que la tasa de referencia de la Reserva Federal podría subir su tasa hasta su reunión de marzo del próximo año.

Entre los factores internos está el nerviosismo que puede provocar el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En el ámbito político, sobresale la tensión que podría generar el proceso electoral rumbo a las elecciones del próximo año.