Mercados

Bancos centrales en la eurozona enfrentarían liderazgo de Draghi

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), se encuentra en el ojo del huracán.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
05 noviembre 2014 5:10
Banco Central Europeo (Bloomberg)

Banco Central Europeo (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), se encuentra en el ojo del huracán.

Al parecer la amenaza del fantasma de la deflación y una economía anémica ha pasado a segundo plano, ya que ahora tendrá que estar más ocupado por calmar el descontento de los principales banqueros de la zona euro, decepcionados y frustrados por el tibio liderazgo del actual responsable de la política monetaria del BCE.

Trascendió que los bancos centrales en la eurozona se plantean desafiar en una reunión el miércoles a Draghi, ya que consideran opaco su liderazgo y errático su estilo de comunicación, al tiempo que le urgirán a actuar de forma más consensuada.

El BCE ya ha recortado las tasas de interés a mínimos récord, ha ofrecido a bancos préstamos baratos a largo plazo y ha iniciado compras de activos del sector privado; sin embargo, los resultados no se han reflejado de manera tangible en la economía de la zona euro.

De hecho, la Comisión Europea recortó este martes la estimación del crecimiento económico de la zona euro en este y el próximo año, debido a una clara pérdida de impulso de las economías alemana, francesa e italiana, así como a la falta de eficacia de los estímulos monetarios instrumentados recientemente por Mario Draghi.

Se espera que la economía del bloque de las 18 naciones experimente una expansión de 0.8 por ciento en 2014 y 1.1 por ciento en el próximo año, muy por debajo de las proyecciones de mayo, de un crecimiento de 1.2 y 1.7 por ciento, respectivamente.

Como era de esperarse, la reducción de las estimaciones económicas no fue bien recibida por los principales banqueros europeos, que han mostrado su descontento por la poca efectividad de las medidas monetarias instrumentadas por Mario Draghi, así como su poca claridad para fijar montos para aumentar el balance del BCE.

Por lo pronto, las bolsas europeas se replegaron por segunda sesión consecutiva, con los mercados de Lisboa, Milán y Madrid exhibiendo los mayores descensos, con pérdidas de 2.84, 2.24 y 2.12 por ciento, respectivamente. Los mercados de París, Francfort y Londres se anotaron descensos de 1.52, 0.92 y 0.52 por ciento, en ese orden.