Mercados

Bancos centrales
de América Latina
se adelantan a la Fed

Baja inflación y una menor depreciación de la moneda otorgan a Banxico margen para esperar la decisión de la Reserva Federal, mientras otras naciones se han presionado por esas variables.
Esteban Rojas
[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg] 

[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- Los principales bancos centrales latinoamericanos se han tenido que anticipar a la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) en el inicio de un ciclo de alza en las tasas de referencia, bajo un contexto de presiones inflacionarias y fuertes caídas en sus respectivas monedas.

De acuerdo con datos publicados por Bloomberg, el ciclo de alza en las tasas es encabezado por el Banco Central de Brasil, el cual ya tiene, incluso, varios años de haberlo iniciado. De enero a la fecha la ha subido en 250 puntos base hasta ubicarla en el actual 14.25 por ciento.

En el otro extremo está el Banco de México, al no registrar ningún cambio en su tasa de referencia durante 2015 y permanecer en el 3.0 por ciento.

Los contrastes entre las políticas monetarias se acrecentaron tras el anuncio del pasado viernes del Banco Central de Colombia, el cual incrementó 0.50 en su tasa de referencia para ubicarla en 5.25 por ciento. Con este movimiento, el aumento de enero a la fecha es de 75 puntos base.

En un tercer plano, se ubican a los bancos centrales de Chile y Perú, al haber elevado en lo que va del año a su tasa de referencia en 25 puntos base, para situarlas en 3.25 y 3.50 por ciento, respectivamente.

Los factores de contraste

Las políticas monetarias divergentes en Latinoamérica obedecen a diversas causas, tales como una defensa a sus tipos de cambio y el combate a las presiones inflacionarias.

En lo que va del 2015, las monedas de Brasil, Colombia y Chile han registrado una depreciación acumulada de 31.08, 17.97 y 12.79 por ciento. En tanto que las pertenecientes a México y Perú lo han hecho en menor medida, al caer 10.36 y 9.37 por ciento, según datos de Bloomberg.

En materia de inflación sobresale el aumento de 9.49 y 5.35 por ciento, a tasa anual, reportado en Brasil y Colombia, al pasado septiembre.
En naciones con un historial de estabilidad financiera, como es el caso de Chile y, en menor medida, de Perú, el crecimiento de los precios al consumidor se ha acelerado a una tasa anual de 4.60 y 3.90 por ciento en el noveno mes del año.

Dentro de un contexto de América Latina, el Banco de México ha podido posponer un alza en su tasa de referencia, debido a la mejor situación económica del país.

En México, se encuentra en marcha la aplicación de reformas estructurales. Además, de que la inflación se encuentra a tasa anual en 2.52 por ciento, una marca sin precedente y la más baja dentro de las naciones cuyos bancos centrales ya han iniciado un ciclo de alza en sus tasas de referencia.

En el caso del tipo de cambio, el peso se ha depreciado, pero ha sido una moneda relativamente defensiva, al presentar en lo que va del año una baja acumulada de 10.36 por ciento, la segunda más baja después de la observada por la de Perú.

“En nuestra opinión, Banxico continuará ‘atado’ a las acciones de política monetaria del Fed durante la próxima reunión de diciembre; sin embargo, al adoptar un tono más dovish que el Fed, el banco central dejó abierta la ventana para adecuar su postura monetaria del próximo año a las condiciones macroeconómicas de México”, dijo Gabriel Casillas, director de análisis económico de Banorte-Ixe.