Mercados

Afore: La jugada
del promedio simple

Es una medida que de entrada impedirá que las propuestas que se presenten superen en cualquier magnitud al promedio vigente del mercado.
Antonio Sandoval
 [Bloomberg] Sólo 6.5% del salario de los trabajadores se destina al ahorro para el retiro, nivel muy inferior al de otras naciones. 

[Bloomberg] Sólo 6.5% del salario de los trabajadores se destina al ahorro para el retiro, nivel muy inferior al de otras naciones.

CIUDAD DE MÉXICO.- Ajustar un mercado con medidas coercitivas no siempre es la mejor opción, sobre todo si existen otras opciones.

El agente regulador del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) hizo una jugada inesperada en éste proceso para fijar las comisiones del año próximo para las Afores, le llamaremos “la jugada del promedio simple”.

Existe total evidencia de que a lo largo de los años las propuestas de comisiones han bajado, tan simple como observar el promedio simple de los años recientes; por ejemplo, tomemos del año 2008 hasta la fecha, fue en ése año cuando inició el esquema de cobro de comisión por saldo, eliminándose la comisión por flujo, y algunos otros esquemas.

En 2008 el promedio simple de las comisiones fue de 1.96 por ciento; para 2009 el mismo indicador se colocó en 1.89 por ciento, pero, la propuesta de comisión máxima alcanzó un nivel de 3.30 por ciento, 1.34 puntos porcentuales arriba del promedio del mercado.

Para 2010 el promedio simple del mercado quedó en 1.58 por ciento, al tiempo que la propuesta máxima fue de 1.96 por ciento; así con todos los años posteriores, y anteriores.

En varias ocasiones la Consar mencionó que las propuestas superiores a los promedios impedían que las comisiones bajaran con mayor velocidad.

De hecho, en la propuesta de comisiones de 2013 la propuesta máxima de comisión fue de 1.34 por ciento, que se ubicó apenas 14 centésimas arriba del promedio del mercado, ya no tan lejos respecto a otros años.

Pero, tenemos desde hace un año, o quizás un poco más, el problema del umbral del punto porcentual, es hasta cierto punto lógico que las Afores se resistan a bajar con más velocidad sus comisiones.

Por eso, la jugada del promedio simple es una medida que de entrada impedirá que las propuestas que se presenten superen en cualquier magnitud al promedio vigente del mercado,

Es un hecho que en los últimos años el retroceso de las comisiones ha perdido velocidad, aunque también es poco comparable el margen que pudieran tener los réditos hace 10 años, con tasas mucho más altas, respecto al que hoy tienen.